text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Ondas gravitacionales: qué son y por qué son tan importantes

      
Fuente: Shutterstock

Tras 100 años de búsqueda, un equipo de físicos sorprendió al mundo anunciando la comprobación de la existencia de las ondas gravitacionales, fenómeno que fue anticipado por Albert Einstein en su Teoría de la Relatividad en 1915, hace 101 años. A continuación, te proponemos todos los detalles de este espectacular hallazgo.

 

Lee también
» Conocé cuáles son los cuatro nuevos elementos de la Tabla Periódica
» Convocatoria para financiamiento de proyectos de investigación ofrece hasta 40 mil euros 
» SICyTAR: un nuevo sitio que recopila información sobre científicos argentinos 

 

El equipo del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO), en Estados Unidos, informó que la señal de onda gravitacional, la cual fue detectada en septiembre del año pasado pero adquirió conocimiento público la semana pasada, proviene del colapso de dos agujeros negros localizados a más de 1.3 mil millones de años luz de la Tierra.

Ahora bien, ¿qué son precisamente las ondas gravitacionales? De acuerdo con lo expuesto por Oscar Reula, investigador del Conicet, “serían como arrugas en el espacio-tiempo, causadas por objetos de gran tamaño que al moverse producen una onda que se propaga, como ocurre cuando una piedra cae en una laguna”. Estas ondas son producidas por cualquier objeto con masa, incluso nosotros las producimos, pero cuanto más grande sea la masa de los objetos que la producen, más importante será el tamaño de las ondas.

Al producirse un cataclismo, por ejemplo, la explosión de una estrella o la colisión de dos agujeros negros, este suceso crearía grandes ondas que se expenderían a través del cosmos, afectando la estructura del espacio-tiempo. Esto fue precisamente lo que pasó. Según explica BBC, fue la coalición de dos agujeros negros; uno 26 veces más grande que la tierra, y otro 36 veces mayor, que a su vez crearon un nuevo agujero de un tamaño 62 veces más grande que el sol.

Por otra parte, Reula también señaló que “estas ondas no se deforman, viajan sin perturbarse y, si se las analiza, pueden brindar información acerca del proceso que tuvo lugar cuando se crearon”. Es justamente este último aspecto el que explica la importancia del hallazgo: las ondas gravitacionales constituyen una nueva fuente para conocer el universo. Por ejemplo, permitirían medir y entender con mayor exactitud las repercusiones de los eventos más importantes de la historia del cosmos, como el big bang, y además, observar los rincones más alejados de las galaxias.

Las ondas gravitacionales detectadas por LIGO entran en el rango de frecuencia que el oído humano puede escuchar, y estuvieron entre los 35 y los 250 hertz, explica un artículo en The Newyorker. A partir de ahora, podremos "escuchar" el Universo e interpretar algunas de las cosas que están sucediendo a miles de años luz de distancia.

“Lo podemos comparar con el momento histórico cuando Galileo dirigió su primer telescopio al cielo y comenzó a ver un universo insospechado. Cada vez que hemos observado el universo con un instrumento novedoso hemos encontrado fenómenos que no habíamos imaginado antes. Creo que este será el caso con estos nuevos instrumentos, se ha creado una nueva disciplina que nos dejará boquiabiertos”, confesó Reula.

Para que comprendas mejor el asunto, a continuación incluimos una serie de videos explicativos: entre ellos, uno muy completo con subtítulos en español publicado por PHD Comics TV, uno en español publicado por BBC Mundo, y otro en inglés publicado por la Revista Science. Los tres nos ayudan a entender qué son las ondas gravitacionales y por qué es tan importante la confirmación de su existencia. ¡Informate!

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.