text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Niños cordobeses con un 55% más de anomalías por la cercanía a plaguicidas

      
Autor: Gapito  |  Fuente: Flickr

Un estudio realizado por la Universidad Nacional de Río Cuarto y publicado la revista Sociedad Argentina de Pediatría, analizó casos de niños que viven en la ciudad de Marcos Juárez (Córdoba) -sitio repleto de cultivos- y se registró que existe casi un 55% más de anomalías que en los niños que no tienen contacto con fertilizantes.

Lee también
» Investigadora argentina diseña un test para pacientes con cáncer poco frecuente
» Científicos argentinos descubren una alteración genética que causa autismo y epilepsia en familiares
» Investigadores rosarinos desarrollan un biosensor de metales tóxicos en el agua 


El estudio arrojó que la distancia de seguridad para los agro-tóxicos no se está cumpliendo en las zonas pobladas, y aun si se cumpliera, no sería suficiente. Además, si la situación se revirtiera a tiempo, los niños afectados podrían llegar a curarse. La investigación pretende analizar los efectos en los niños con exposición a plaguicidas por inhalación por medio del “monitoreo genotoxicológico”, un método a partir de células de la mucosa bucal que detecta daños genéticos.

Las anomalías van desde enfermedades como la leucemia, broncoespasmo y hemorragias nasales y son más frecuentes en los niños que viven a menos de 500 metros de las fumigaciones.

El estudio tomó una muestra de 50 niños, de entre 4 y 14 años, con una media de 9 años.  Del total, 27 residían a menos de 500 metros de las zonas fertilizadas, y 23 de ellos vivían a más de 500 metros. Por otro lado, analizaron 25 niños que viven a más de 3000 metros de las áreas de pulverización con plaguicidas. Todos ellos sumaron un total de 75: 31 varones y 44 mujeres.

A cada niño se le realizó un examen de la mucosa bucal y se le asignó una historia clínica ambiental cuestionando sobre datos demográficos, tipos de exposición a plaguicidas, patologías, síntomas persistentes y estilos de vida. Los resultados arrojaron una media de 5,20 micronúcleos (indicadores de daño genético) cada mil células en las muestras de Marcos Juárez, en cambio en Río Cuarto, había 3.36, es decir un 55% más.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.