text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Córdoba: región del mundo dónde se producen las tormentas más fuertes

      
<p style=text-align: justify;>El noroeste argentino, Paraguay y Brasil, es decir, el <strong>sureste de Sudamércia</strong>, es la región del planeta donde se dan la mayor cantidad de tormentas intensas, en altitudes de hasta 16 kilométricos, mientras que las nubes de tormentas normales se dan en aproximadamente 10 kilómetros de altura.<br/><br/></p><p><span style=color: #ff0000;><strong>Lee también</strong></span><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Meteorología: una carrera con baja demanda href=https://noticias.universia.com.ar/ciencia-nn-tt/noticia/2014/11/25/1115798/meteorologia-carrera-baja-demanda.html>» <strong>Meteorología: una carrera con baja demanda</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=¿Qué ocurre si te cae un rayo? href=https://noticias.universia.com.ar/en-portada/noticia/2014/01/23/1076841/que-ocurre-si-te-cae-rayo.html>» <strong>¿Qué ocurre si te cae un rayo?</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Cómo afectan los rayos nuestra región href=https://noticias.universia.com.ar/actualidad/noticia/2014/01/10/1074246/afectan-rayos-nuestra-region.html>» <strong>Cómo afectan los rayos nuestra región</strong></a> </p><p style=text-align: justify;><br/><br/>Pero, ¿por qué se dan fenómenos tan violentos en estas zonas? Los investigadores creen que los vientos altamente húmedos, que provienen del Amazonas y del Caribe, colisionan con las montañas de Argentina, haciendo que suban con energía -fenómeno de “convección”- lo que provoca nubes altas y cargadas energéticamente.</p><p style=text-align: justify;>A su vez, la <strong>topografía cordobesa</strong>, según la información satelital, especialmente las Altas Cumbres, juega un rol clave. Lo mismo sucede con la Cordillera de los Andes, funcionan como un trampolín para los vientos y la generación de tormentas. Gracias a los satélites meteorológicos que capturan “radiografías” de tormentas intensas, se confirmó que las tormentas más grandes se desarrollan en la región de Córdoba. Para saber el porqué, se deben estudiar<strong> fenómenos climatológicos extremos</strong> como violentas caídas de granizo, áreas afectadas por ráfagas y tornados, inundaciones, etc. Por lo que, si se logra entender la formación de estas anormalidades es posible realizar mejores pronósticos y alertas meteorológicas.</p><blockquote style=text-align: center;>La topografía cordobesa y de las Altas Cumbres funciona como un trampolín para los vientos y la generación de tormentas.</blockquote><p style=text-align: justify;> <strong>Proyecto “Relámpago”</strong></p><p style=text-align: justify;>“<strong>Relámpago</strong>” es un proyecto científico que se estrena el 17 de abril en la<strong><a title=Universidad Nacional de Córdoba href=https://www.universia.com.ar/universidades/universidad-nacional-cordoba/in/10113 target=_blank> Universidad Nacional de Córdoba</a></strong>, y es la respuesta a esta pregunta. Cuenta con el apoyo de instituciones europeas, de la <strong><a title=National Science Foundation href=https://www.nsf.gov/ target=_blank>National Science Foundation</a></strong> de Estados Unidos.<br/><br/>El proyecto –que será presentado en el aula Magna de la <strong><a title=FaMAF href=https://www.famaf.unc.edu.ar/ target=_blank>FaMAF</a></strong>- es encabezado por dos directores: Steve Nesbitt, de la <strong><a title=Universidad de Illinois href=https://internacional.universia.net/eeuu/unis/illinois/uiuc/descripcion.htm target=_blank>Universidad de Illinois</a></strong> (EE.UU.), y Paola Salio, del <strong><a title=Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos de la Universidad Nacional de Buenos Aires href=https://www.universia.com.ar/estudios/uba/uba-doctorado-ciencias-atmosfera-oceanos/st/170021 target=_blank>Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos de la Universidad Nacional de Buenos Aires</a></strong> y del <strong><a href=https://www.conicet.gov.ar/ rel=me nofollow>Conicet.</a></strong></p><p> </p>
Autor: Roger Schultz  |  Fuente: Flickr

El noroeste argentino, Paraguay y Brasil, es decir, el sureste de Sudamércia, es la región del planeta donde se dan la mayor cantidad de tormentas intensas, en altitudes de hasta 16 kilométricos, mientras que las nubes de tormentas normales se dan en aproximadamente 10 kilómetros de altura.

Lee también
» Meteorología: una carrera con baja demanda
» ¿Qué ocurre si te cae un rayo?
» Cómo afectan los rayos nuestra región 



Pero, ¿por qué se dan fenómenos tan violentos en estas zonas? Los investigadores creen que los vientos altamente húmedos, que provienen del Amazonas y del Caribe, colisionan con las montañas de Argentina, haciendo que suban con energía -fenómeno de “convección”- lo que provoca nubes altas y cargadas energéticamente.

A su vez, la topografía cordobesa, según la información satelital, especialmente las Altas Cumbres, juega un rol clave. Lo mismo sucede con la Cordillera de los Andes, funcionan como un trampolín para los vientos y la generación de tormentas. Gracias a los satélites meteorológicos que capturan “radiografías” de tormentas intensas, se confirmó que las tormentas más grandes se desarrollan en la región de Córdoba. Para saber el porqué, se deben estudiar fenómenos climatológicos extremos como violentas caídas de granizo, áreas afectadas por ráfagas y tornados, inundaciones, etc. Por lo que, si se logra entender la formación de estas anormalidades es posible realizar mejores pronósticos y alertas meteorológicas.

La topografía cordobesa y de las Altas Cumbres funciona como un trampolín para los vientos y la generación de tormentas.

 Proyecto “Relámpago”

Relámpago” es un proyecto científico que se estrena el 17 de abril en la Universidad Nacional de Córdoba, y es la respuesta a esta pregunta. Cuenta con el apoyo de instituciones europeas, de la National Science Foundation de Estados Unidos.

El proyecto –que será presentado en el aula Magna de la FaMAF- es encabezado por dos directores: Steve Nesbitt, de la Universidad de Illinois (EE.UU.), y Paola Salio, del Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos de la Universidad Nacional de Buenos Aires y del Conicet.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.