text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Investigador de la UNC resuelve el misterio de la formación de Júpiter

      
Autor: Betacontinua  |  Fuente: Flickr

Desde hace más de tres décadas los investigadores están intrigados por saber cómo un planeta gigantesco sobrevive en una órbita alejada de su estrella, el Sol. El investigador de doctorado de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Pablo Benítez Llambay y del Conicet, produjo una teoría que, hasta el momento, parece haber resuelto el misterio. El trabajo fue publicado en la revista científica, Nature.

Lee también
» Día Mundial del Sol
» Se descubren los anillos de Urano
» Cordobeses participan del hallazgo del primer asteroide con anillos 

¿Cómo se forma un planeta?

Cuando se forma una estrella se crea un disco de polvo, rocas y gas del que surgen los planetas. Lo que se conoce como “supertierras” y “júpiter calientes”, son los planetas extrasolares que orbitan muy cerca de la estrella. Este tipo de planeta se explica en las teorías actuales, con el concepto de migración exterior. Pero el problema está en explicar el surgimiento de los grandes planetas que se encuentran alejados de su sol.


Júpiter, es el ejemplo perfecto de un gigante gaseoso: se forma a partir de un embrión sólido que atrae polvo y gas. El embrión planetario crea, poco a poco, una estela gravitacional en forma de espiral, que lo lleva rápidamente hacia la superficie de la estrella, lo que se conoce como migración interna. Este tipo de planetas tienen dos destinos: o bien desaparecen, o se transforman en un “júpiter caliente” al orbitar muy cerca de la estrella. 

El modelo fue creado en un cluster de 24 computadoras. En una computadora normal, el proyecto hubiese exigido 200 mil horas de trabajo, mientras que en el cluster se hizo en dos semanas.

¿Qué pasa con Júpiter?

El 10 y 20% de los sistemas exoplanetarios tienen gigantes de gas más allá de la distancia que hay entre el sol y la Tierra. En nuestro sistema solar, el gigante de gas es Júpiter. El científico argentino, junto a Frederic Masset (de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM-) representó un nuevo modelo de formación planetaria en una computadora que tiene una variable que nadie tuvo en cuenta hasta ahora: el bombardeo de gas y polvo libera calor, el protoplaneta toma temperatura, y el calor que irradia –semejante al de una estufa- induce al calentamiento de gas que lo rodea. El calor provoca cambios de densidades en la nebulosa y tiene como consecuencia una fuerza que contrarresta la migración planetaria interior.

Benítez Llambay, se encargó de programar un código que incluya esta variable para representa el nuevo modelo en una supercomputadora de la UNAM: se trata de un cluster de 24 computadoras. En una computadora normal, el proyecto hubiese exigido 200 mil horas de trabajo, mientras que en el cluster se hizo en dos semanas.


¿Por qué es importante este trabajo?

La publicación -ni más ni menos que mérito de un argentino y publicada en la revista Nature- demuestra que Córdoba-Argentina dispone de un sistema científico de muy alta calidad, con egresados destacados que manejan investigaciones de primer nivel internacional.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.