text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

Los jóvenes y su vinculación con los actos terroristas

      
Los jóvenes y su vinculación con los actos terroristas

Horacio French

Dr. en Derecho y docente Universidad Blas Pascal. Autor del libro Servicios Secretos en Crisis.

¿Se podría afirmar que el número de jóvenes que se involucra y participa en actos terroristas, ha crecido o crecerá en los próximos 5 años?

Todo indica que el número de jóvenes (incluyendo en esta categoría a los adolescentes y en menor medida a niños de corta edad) que serán involucrados en actos terroristas crecerá de manera geométrica. La causa: el terrorismo imperante en el Siglo XXI, tiene su raíz en convicciones religiosas.

No obstante, le intervención de menores en actos terroristas ocurre casi con exclusividad en el mundo del Islam, porque es ahí donde se libra la cruel “Guerra Santa” permitiendo al fanatismoreligioso reclutar a jóvenes y niños que inmolan sus vidas con la certeza de que se trata de un acto heroico que será reconocido con honores entre los de su clase y la otra vida celestial que los está esperando. Además, las organizaciones terroristas del mundo musulmán no pretenden generar movilizaciones masivas, derrocamientos de gobiernos o hacer estallar rebeliones civiles, sino el de desafiar al poderío de las principales potencias del mundo, comenzando por los Estados Unidos de América, por lo que el fin del terrorismo islámico no es posible en un escenario inmediato y la principal herramienta para atacar a occidente son los jóvenes de cualquier lugar del planeta que caigan bajo el adoctrinamiento del fanatismo religioso.

Asimismo, e existe en el mundo actual otra cara del terrorismo que es la vinculada a los negocios ilegales como son el narcotráfico, la venta de armas, la trata de personas, la pedofilia,etc. En este contexto, los jóvenes son captados fácilmente por bandas criminales debido a la carencia y falta de oportunidades en la sociedad donde viven.

 

¿A quién le corresponde erradicar los actos terroristas en distintos países?

La opinión unánime de los expertos considera que solo es posible la lucha contra el terrorismo en los países donde existe el estado de derecho, porque de no ser así, puede el mismo Estado convertirse en terrorista al utilizar los mismos métodos para combatirlo. A su vez, estos Estados deben organizarse corporativamente para luchar y aplicar los métodos antiterroristas en forma similar, tanto en materia de prevención, represión y legislación. Según el experto español Samuel Gonzáles Ruiz los parámetros para luchar contra el terrorismo sonlos derechos humanos “porque cuando el Estado por cualquier causa ignora las reglas de los derechos humanos, se convierte en terrorista y siempre termina mal. Se puede combatir el terrorismo en situaciones críticas, pero con esquemas que respeten los derechos humanos”.

 

¿Cuáles cree que deban ser las medidas y/o acciones que la sociedad civil debe realizar para enfrentar el terrorismo?

Francia es un ejemplo de cómo la sociedad civil debe enfrentar al terrorismo. Revisando su historia reciente se concluye que el terrorismo en ese país siempre existió, tanto por dentro como por fuera del poder del Estado. Y que su Sociedad, se involucró cuando fue imprescindible que participara. Así sucedió durante la Segunda Guerra Mundial cuando sus principales jefes políticos, optaron por pasar a la clandestinidad al producirse la invasión por parte del ejército nazi. Algunos de los líderes de la famosa “resistencia francesa” dieron su vida en esta lucha, como fue el caso de Jean Moulin y en cambio otros pudieron una vez liberada Francia, ejercer el poder legítimamente como ocurrió con ex Presidente Francois Mitterrand. Pero todos, por las mismas razones están enterrados en el Panteón de París (el cementerio de los héroes). Asimismo, la nación que se identifica con la “libertad”, conoció la crudeza de enfrentar al feroz terrorismo argelino, proveniente de la región septentrional del África a la que mantenía como colonia y que luchaba por su independenciaen 1962. Pero esta contingencia política generó el nacimiento de otro terrorismo en tierra francesa: la O.A.S, conformado por militares de derecha opuestos a abandonar Argelia. De igual manera, los franceses debieron colaborar en la lucha contra la banda terrorista ETA repeliendo a sus cuadros cuando buscaban vías de escape a través de los Pirineos, luego de cometer terribles hechos de violencia en España, país a cuyas instituciones combatían. Y en la actualidad Francia no solo está en guerra contra el ISIS, sino también contra la guerrilla opositora al gobierno de su ex colonia africana Malí. O sea, la Sociedad Civil Francesa es un claro ejemplo de cuando y como hay que luchar contra el terrorismo ya sea contra o desde el Estado de acuerdo a la legitimidad o no que éste tenga.

 

¿Cómo ha afectado nuestra manera de vivir? ¿Cuáles son las consecuencias más representativas en nuestra vida cotidiana y cuáles serán para las generaciones futuras?

Los actos terroristas, dejan huellas muy profundas en las sociedades, pero las consecuencias no son iguales. Después del atentado del 11 de septiembre del año 2001 en Nueva York, varió el concepto de “seguridad pública”. Esto produjo cambios profundos en materia operativa y legal para prevenir futuros atentados. El impacto emocional del atentado (observado por millones de personas por televisión) dio por tierra a los protocolos antiterroristas vigentesy el mundo distendido se transformó en sociedades invadidas por el miedo y la angustia. Pero en el caso de la Argentina, las consecuencias fueron distintas. Los atentados a la sede de la Embajada de Israel en 1992 y en la Amia dos años después provocaron una crisis política que dejó al descubierto un sistema institucional vetusto e ineficiente que se mantiene hasta nuestros días.


De acuerdo a su perspectiva, ¿a qué se le considera un acto terrorista y qué características debe tener para clasificarse como tal?
Existe una marcada división entre los expertos mundiales en relación a la definición del término “terrorismo”. Para Héctor Le Perrié, el principal problema para definir al terrorismo en forma clara y objetiva consiste en su utilización en sentido peyorativocuando se lo emplea. Según este autor, el terrorista siempre es “el otro” y frecuentemente se lo utiliza para deshumanizar o desacreditar a los enemigos políticos. A su vez Le Perrié ensaya una clasificación de los actos terroristas de acuerdo al efecto buscado con distintos niveles de violencia: un nivel táctico cuyo objetivo es causar el mayor daño posible sin discriminación de víctimas para exhibir su un poderío operacional, un nivel estratégico que consiste en provocar el terror en la población y finalmente un nivel político cuyo fin es quebrar la voluntad del enemigo. De todas maneras, el terrorismo más allá de su rostro criminal, expresa siempre un reclamo que por lo general es por una porción de “tierra” que se la considera usurpada o invadida ilegítimamente por quien la ocupa.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.