text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Descubrí cómo fijar precios si sos un diseñador gráfico freelance

      
Fuente: Shutterstock

Una de las tareas más complejas que enfrentan los diseñadores gráficos es determinar su tarifa, y sobretodo, explicar a los clientes por qué les están pidiendo esa cantidad de dinero a cambio de su trabajo. Para lograr establecer esos asuntos y evitar malentendidos, el diseñador deberá encargarse de educar a sus clientes sobre el proceso de diseño y demostrarles cuál es la diferencia entre los logotipos personalizados o "custom made" y aquellos “estándar” que pueden descagar de la web totalmente gratis (aunque, vale la pena acalararlo, no siempre de forma legal).

Vistá nuestro portal de estudios y conocé donde podés estudiar diseño gráfico en Argentina

Si vos mismo te encoentrás en esta situación, a continuación te indicaremos los pasos a seguir una vez que el cliente se contacta contigo. ¡Tomá nota!

 

  • 1. Creá un brief de diseño

En primer lugar será necesario que te comuniques con tu cliente y comprendas cuáles son sus expectativas. Ya sea que opten por discutir el asunto en entrevista personal o a través de correo electrónico, estas son algunas de las preguntas que no deberías olvidar:

  • ¿Cuál es el propósito del logotipo, y donde va a ser usando o publicado?
  • ¿Qué formatos se requieren? ¿Impreso o digital? ¿Cuál es el tamaño ideal?
  • ¿Cuál es el producto o servicio que la compañía ofrece?
  • ¿Cuál es la historia de la compañía?
  • ¿Cuál es el público objetivo?
  • ¿Quiénes son sus competidores?
  • ¿Cuál es la fecha límite para entregar el diseño?
  • ¿Cuántas revisiones o reuniones le gustaría tener antes de aprobar el logo? En este caso, tu podrías sugerir el número que crees adecuado.
  • ¿Tiene algún logotipo o material de referencia?

 Para que esta tarea te resulte aún más sencilla, podés utilizar esta plantilla de preguntas disponible para editar, descargar y utilizar con sus clientes. Es recomendable que elabores un cuestionario con un diseño profesional (¡no olvides incluir tu propio logo!) para que puedas reutilizar y reenviar a todos tus clientes.

Una vez que consigas toda esta información podrás crear el brief y presentárselo a tu cliente. Jamás deberías comenzar a trabajar en un diseño sin antes tener estos asuntos claros, ya que hay grandes posibilidad de que hagas las cosas de la forma equivocada y acabes por perder tiempo.

 

  • 2. Investigá el negocio

Ya sea que debas elaborar un diseño para una compañía ya existente o un negocio que aún no está operando, es recomendable que realices una investigación sobre su historia y sus objetivos para comprender mejor quien es tu cliente, cuál es su estilo, y por supuesto, hallar inspiración para trabajar.

No asumas que los clientes saben todas las respuestas: también será muy útil que intercambies ideas con los trabajadores de la empresa, de esta forma conseguirás más ideas y nuevos ángulos que tal vez los dueños de la compañía no te ofrezcan, y aprendas cuáles son las tendencias y estilos más utilizados entre la competencia.

 

  • 3. Creá el concepto

En esta instancia deberás poner las manos a la obra y comenzar a bosquejar tus ideas a partir de la información recabada en las dos instancias previas.

A continuación, incluimos un video donde el diseñador Aaron Draplin de Draplin Design Co. realiza un boceto de un logotipo y también ofrece algunos consejos:

 Si estás atravesando dificultades para obtener inspiración no te alarmes. Gracias a Internet, hay un montón de fuentes para inspirarte, por ejemplo, The Ultimate List of Logo Design Resources de Just Creative Design.

 

  • 4. Presentalo al cliente

En este punto yo presentarás los bocetos a tu cliente, de hecho, la mayoría no tiene la imaginación suficiente para ver cómo un simple dibujo puede convertirse en un diseño bonito. En cambio, deberás presentar un par de versiones y tratar de acordar con el cliente cual es la indicada.

En el caso de que no obtengas una respuesta positiva de parte de tu cliente, será el momento para regresar al punto de partida y comenzar de cero.

 

  • 5. Entregá el material final

Una vez que el cliente está conforme con el trabajo deberás asegurarte de enviárselo en todos los formatos y tamaños necesarios.

Si tus clientes no tienen idea de los formatos que necesitan, lo cual ocurre en la mayoría de los casos, deberías encargarte de ayudarlos con eso, aunque también recordales que esta tarea te tomará tiempo extra.

 

  • 6. Definición de la tarifa

Pues bien, llegó el momento de definir cuál será el precio que deberás cobrar por tu trabajo. Para hacerlo, en primer lugar deberás determinar cuántas horas le dedicaste a cada etapa mencionada anteriormente: la elaboración del brief de diseño, la investigación, la creación del diseño propiamente dicho y también el tiempo invertido en reuniones, llamadas de teléfono, revisiones. Una vez que lo definas, incluí los datos en este formulario, desarrollado por nuSchool y calculá el monto.

 

Lee también
» Aprendé a elaborar un presupuesto trabajando como freelance
» Consejos para iniciarte como escritor feelance 
» 7 cursos online gratuitos de diseño gráfico  


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.