text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Organizá tu espacio de trabajo para ser más productivo

      
Fuente: Shutterstock

El entorno donde trabajás o estudiás tiene un gran impacto en tu desempeño, por lo tanto, podés organizarlo de forma tal que tu productividad aumente. Según un estudio realizado por Gensler en 2012, una oficina bien diseñada puede aumentar su productividad un 20%. Seguí los siguientes consejos y compará los resultados:

Lee también
» Conocé las nuevas tendencias en las oficinas
» 5 trucos para tener un escritorio ordenado y productivo 
» 6 razones que demuestran que las oficinas caducaron   

  • Iluminación

Es uno de los factores más importantes para mantener la concentración y sentirse inspirado para crear, sin embargo, se le presta poca atención. ¿Sabías que la mala iluminación puede causar fatiga visual, dolores de cabeza, irritabilidad e incluso depresión? Lo ideal es usar luz natural, pero si no tenés la suerte de tener una ventana cerca, cambia tus bombillas por aquellas que emiten luz blanca o azulada.

  • Posición

Además de ser extremeñamente molesto, trabajar en una posición incómoda puede acarrear dolores severos. Si trabajás desde tu computadora y permaneces mucho tiempo sentado frente a la pantalla, te recomendamos que sigas estas indicaciones:  

  • Ubicá la pantalla a 40-50 cm. de distancia, levemente por debajo del nivel de los ojos.
  • Tus pies tienen que estar sobre un posa pies o descansando en el suelo.
  • Reclina tu silla suavemente para reducir la presión sobre la columna vertebral y minimizar el dolor de espalda baja.
  • Usa un teclado separado y conseguí un soporte para tu laptop o monitor.

 

 Una oficina bien diseñada puede aumentar su productividad un 20%, aunque las compañías aún no lo consideran una buena inversión, según estudios
  • Orden

El desorden puede ayudar a algunas mentes creativas para crear, pero no es necesariamente útil para el mantener el enfoque y la productividad. Procurá mantener tu área de trabajo ordenada y limpia. Dedica 5 minutos diarios para desechar papeles y restos de comida que están sobre tu escritorio y te están quitando lugar. Si vos o tu empresa pueden darse el gusto de contratar a una empleada doméstica para que mantenga el orden, simplemente háganlo.

  • Colores

Los colores nos rodean tienen un efecto sobre nuestro estado de ánimo y la función cerebral, por lo tanto, la elección de los tonos que lucirá tu espacio de trabajo es una decisión muy importante.  Si trabajas desde tu casa tenés control total sobre los colores que te rodean e incluso podés decidir cuándo cambiarlos, pero si trabajas en una oficina no sucederá lo mismo. En este caso, podés colocar sobre tu escritorio objetos que te gusten o elegir  una imagen inspiradora como fondo de pantalla.

  • Aromas

De la misma forma que el color modifica nuestro estado de ánimo, los aromas también lo hacen.  Considerá usar fragancias como canela, lavanda, menta y citrus, aunque si estas rodeado de tus compañeros deberás hacerlo de una manera sutil.

  • Temperatura 

Lograr que todos estén a gusto con la temperatura es una tarea prácticamente imposible y si compartís tu espacio de trabajo con más personas  seguramente atravesaste este dilema. Ahora bien, si estás buscando climatizar el espacio a una temperatura moderada, no debería ser menor a 20° C.

  • Calidad Del Aire

La calidad del aire puede afectar nuestra capacidad de concentración drásticamente, incluso un estudio sobre la calidad del aire en los espacios cerrados estima que el costo anual de la mala calidad del aire en las oficinas alcanza 15.000 millones de dólares, a partir de la ineficiencia de los trabajadores y las ausencias por enfermedad.

Si trabajás en una oficina, tratá de abrir las ventanas al menos 3 veces por día y sugerí la instalación de filtros de aire. Asimismo, puedes conseguir una planta y ubicarla cerca tuyo, ya que son muy útiles para filtrar el aire y proporcionar oxígeno purificado.

  • Espacios

Si tenés la oportunidad, trata de rotar tu espacio de trabajo y modificar tu rutina. Si el edificio donde está localizada tu empresa no dispone de muchas habitaciones, podés cambiar de lugar con un compañero. En el caso que trabajes desde tu casa, probá con salir un par de veces por semana a una biblioteca o una cafetería para trabajar.  

  • Distribución

¿Sabías que los empleados son más creativos y productivos cuando están rodeados de personas con las que comparten sus objetivos?  De esta forma, se obtienen respuestas y soluciones con más rapidez, y además, es menos probable que surjan distracciones. Si trabajas desde tu casa no será tan fácil, pero podés compartir el espacio con tus colegas digitalmente, es decir, a través de un programa de videollamada como Skype.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.