text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

4 justificaciones que te están impidiendo el desarrollo de tu carrera

      
Autor: Bernard Goldbach  |  Fuente: Flickr

Mejorar requiere dedicación y motivación. Cada uno es el responsable de su progreso, pero a veces saboteamos nuestros propios esfuerzos sin saberlo. Mientras algunas personas desean desarrollar su carrera y ascender, pero no se esfuerzan, otras hacen todo lo posible aunque simplemente son incapaces de lograrlo. Otros, sólo imaginan excusas y simplemente se rinden. A continuación, te mostraremos las 4 excusas más comunes que deberías evitar si estás buscando mejorar tu situación profesional.

Lee también
» 6 pasos para conseguir nuevas oportunidades laborales en tu empresa
» 4 cosas que no debes hacer en el ámbito laboral 
» 5 claves para encontrar empleos con futuro  


1. “Es demasiado tarde”

Tu problema no es tu edad, sino que no crees en vos mismo ni en tus habilidades. Por si no lo sabías, Leonardo Da Vinci tenía 51 años cuando pintó la Mona Lisa, y como el, otras grandes personalidades alcanzaron el éxito o encontraron su vocación de grandes. La mayoría de las personas desearían haber empezado antes, pero recordá que nunca es demasiado tarde para intentarlo. Si realmente lo querés, encontrarás la forma de convertir tu deseo en realidad.

2. “No tengo suficiente dinero”

Si ideaste un proyecto que depende en gran medida de la cantidad de los fondos que dispongas, definitivamente podría estancarse. La clave está en imaginar un proyecto viable y, de lo contrario, en tu capacidad de adaptarlo a tus recursos y las oportunidades que logres conseguir. Igualmente, tené en cuenta que tener más dinero no resolverá otros asuntos como la ejecución y el éxito del producto.

3. “Tengo miedo”

 En primer lugar, es muy favorable que seas capaz de admitirlo, asimismo, tené en cuenta que no sos el único que tiene esa sensación. El miedo al fracaso es uno de los principales motivos que impide concretar los proyectos. La clave está en tu capacidad de abandonar la zona de confort y demostrar al mundo, y a vos mismo, que podés sobrellevar ese temor. El mismo Mark Zuckerberg lo dijo: "El mayor riesgo es no tomar riesgos. En un mundo que está cambiando tan rápido, la única estrategia que seguramente fallará es no arriesgarse"

4. “Perdí el interés”

Tal vez te suceda algo similar: te aburrís fácilmente y cambias de proyectos muy rápido. En esos casos, deberías reconsiderar tu actitud, de lo contario, el ciclo jamás finalizará y no lograrás que ninguna idea te satisfaga. Al final, te darás cuenta que no lograste absolutamente nada y acabarás por perder tiempo. Dejá de planificar y empezá a hacer. Tal vez tengas una idea maravillosa, pero si no actúas, permanecerá en tu cabeza, o anotada en una libreta polvorienta,  por el resto de tu vida.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.