text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 trucos para tener un escritorio ordenado y productivo

      
Fuente: Pexels

Los trabajadores se esfuerzan para descubrir cuál es la clave para aumentar su productividad laboral. Si bien muchos factores influyen, la organización del escritorio es vital porque te ayuda a encontrar todo más fácil y no perdés tiempo en vano. Universia Argentina te aconseja cómo ordenarlo para que te sea lo más útil posible.

 

Lee también
» ¿Cómo encontrar el equilibrio en tu espacio de trabajo?
» Conocé las nuevas tendencias en las oficinas 
» 6 razones que demuestran que las oficinas caducaron 

 

La prestigiosa revista Time recientemente entrevistó a la exitosa emprendedora, escritora y experta en organización Jennifer Ford Berry y le consultó cuáles son sus secretos para transformar un escritorio caótico en uno ideal.

 

Conseguí el libro Organize Now! de Jennifer Ford Berry y aprendé más tips para ser organizado en todos los aspectos de tu vida

 

 1. Actualizá tu escritorio

Tal vez no sos vanguardista en lo que a muebles y diseño de interiores respecta, pero es importante que te actualices en cuanto a las novedades de escritorio y los accesorios. Hoy en día están disponibles en el mercado diversos diseños que ayudan a tener más organizadas las cosas, incluyen porta lapiceras, lugar para poner bandejas de carpetas, entre otras cosas. A la larga te vas a dar cuenta que tener un sitio para cada cosa es más sencillo a la hora de ordenar.

 

2. Tené a mano sólo las herramientas de trabajo

Seguramente el souvenir de viaje o la foto de tu familia quedan preciosas en tu escritorio, pero le están sacando lugar a herramientas de trabajo, que son más importantes en un entorno laboral. Por eso es importante que priorices aquello que realmente necesitás si o si para trabajar, como tu laptop, tu celular de trabajo o tu agenda. Esas cosas dejalas al alcance de tu mano y el resto ponelas en la repisa o en el cajón.

 

3. Creá bandejas categorizadoras

Del mismo modo que seguramente hacés con tu casilla de mail, donde dividís los corres según de quién proviene o del tema que trata, podés hacer lo mismo con los papeles de tu oficina: comprá varias bandejas de plástico o de metal y rotulalas con “Cosas urgentes” “Plazo para un mes” “De respaldo” por ejemplo. De esta manera podrás encontrar más rápido aquello a lo que le tenés que prestar atención de inmediato y podés apartar aquello que podés ver dentro de más días cuando estés menos atareado.

 

4. Llevate a tu casa cosas innecesarias

¿Tenés carpetas y cosas que por las dudas querés guardar pero no las usás a diario? Si en la oficina no hay otro lugar para guardarlas que no sea en tu escritorio, pedí para llevártelas a tu casa. Es una manera de quedarte tranquilo de que por las dudas las tenés, sin tirarlas, pero evitando que ocupen lugar en tu espacio de trabajo.

 

5. Limpio, además de ordenado

La limpieza y el orden van de la mano. Por eso, además de ordenar, es importante que te ocupes de limpiarlo a diario. Para eso no necesitás pasar cera o cosas demasiado complicadas, pero si siempre es bueno tener a mano alcohol en gel y toallitas húmedas para darle una pasada antes de irte de la oficina. De más esta decir que una vez por mes podés hacer una limpieza más profunda.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.