text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Las entrevista de trabajo es un método terrible para contratar personal, aseguran psicólogos

      
Autor: Wonderlane  |  Fuente: Flickr

Querés un trabajo: primero buscas las ofertas disponibles, envías tu curriculum y esperas el llamado para ir a una entrevista. Si bien esta era la manera más frecuente de contratar personal, los psicólogos aseguran que las entrevistas son un método terrible porque impiden que el reclutador mida el verdadero potencial.

 
Lee también
» Buscar trabajo: ¿Qué dicen tus perfiles en las redes sociales sobre vos?
» ¿Cómo reaccionar cuándo te rechazan en una entrevista de trabajo?  
» ¿Cómo superar los primeros tres meses en el nuevo trabajo? 

Muchas veces los reclutadores sacan conclusiones erróneas por asumir cosas en base a la apariencia de los candidatos

Según Ron Friedman, un psicólogo y autor del libro “El mejor lugar para trabajar”, las entrevistas son una herramienta desastrosa para poder medir el verdadero potencial del candidato. En primer lugar porque el 80% de las personas miente durante este tipo de instancias. Pero además porque si bien hay veces que los entrevistados dicen la verdad, son los reclutadores quienes sacan conclusiones erróneas por asumir cosas en base a su apariencia.

El psicólogo explicó que existen investigaciones sobre ello que demuestran que los reclutadores tienden a pensar que los candidatos atractivos son más competentes, los de estatura alta tienen más potencial como futuros líderes y los que tienen voz profunda son más confiables. El problema es que esas conclusiones falsas influyen en el tipo de preguntas y en cómo las realizan durante las entrevistas, condicionando así la respuesta.

 

¿Qué método de selección de personal es mejor que las entrevistas?

Pero entonces, si las entrevistas laborales no son una buena herramienta para sumar personal al staff… ¿Qué método es el mejor? En su libro, Friedman asegura que la mejor técnica es proponerle a la persona una instancia en la que consiga demostrar que posee las habilidades necesarias para realizar el trabajo. Una especie de prueba en la que tenga que utilizar sus conocimientos para completar una tarea similar a la que realizará si es seleccionado.

Esta la mejor vía de conocer el potencial de la persona, en lugar de interrogarlo durante una hora.  Si el trabajo es para ser vendedor, mostrale uno de los productos de la compañía y pedile que te muestre cómo lo vendería. Si se trata de un periodista, brindale determinada información y pedile que arme una nota de prensa en un tiempo determinado. De esa manera podrás decidir acerca del perfil del candidato en base a hechos reales, y no solo a suposiciones.  

El secreto es organizar el período de selección con tiempo y crear detenidamente las “pruebas”. De esta manera cuando llegue el momento podrán desarrollarlo sin problema y no caer en el viejo, tradicional y menos eficiente método de las entrevistas. Muchas empresas están a favor de esta clase de métodos pero fallan al momento de aplicarlo por falta de tiempo para prepararlo como deberían.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.