text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo negociar un mejor salario?

      

Si bien muchas personas adoran su puesto de trabajo, la razón principal por la que la gente trabaja es para ganar dinero. Mientras unos se interesan por ser cada vez más “ricos”, otros simplemente trabajan para saldar deudas y pagar facturas. En fin, sea cual sea el motivo o la razón por la que se trabaje, todos pensamos que cuanto más dinero, mejor.

Lee también
» La pregunta más difícil en una entrevista de trabajo: ¿cuáles son tus aspiraciones salariales?
» Salario: cómo saber si ganás lo que deberías
» ¿Cuanto ganarías si vivieras en otro país? 

 

El problema es que, la mayoría de los candidatos en una entrevista de trabajo fracasan al negociar su salario, o ni lo intentan. Tenés que saber que al no negociar un salario más alto, estás dejando de lado una valiosa oportunidad. En este sentido te presentamos 7 consejos para que te conviertas en el rey o en la reina de la negociación.


#1 Investigá mucho

Hacé cálculos que se basen en una investigación objetiva: vas a llegar a una cifra mucho más apropiada que si lo hacés adivinando con la experiencia. Además, vas a ser capaz de respaldar tu solicitud salarial con hechos y pruebas, que demostrarán que te has preparado. Asegurate de investigar sobre el salario promedio de tu futuro posible puesto, el salario promedio en la empresa, y el salario promedio en tu área. 

 

#2 Hacé conocer tus valores

Lo que vos puedas aportar a la empresa vale mucho más que el precio que les costará tu solicitud. Numerá todas las habilidades que has desarrollado.

 

#3 No negocies en base a tu salario anterior

Un error crítico de los negociadores salariales es utilizar el salario anterior como base. A menos que nada ha cambiado en ti y que estás trabajando para la misma empresa en la misma posición, esto es contraproducente. Que tus cálculos no se basen en tu viejo salario. Es más, en la medida que sea posible no menciones lo que ganabas antes.

 

#4 Pensá más allá de la base del salario

La negociación es un juego de números en el que tenés que estar dispuesto a negociar algo más que un salario base. Muchos de los beneficios periféricos son negociables, e incluso se puede ser creativo - por ejemplo, podés pedir días de vacaciones adicionales o flexibles para trabajar desde casa un tiempo. Pensá en lo que es realmente importante para ti en un trabajo, más allá del dinero justo, y no tengas miedo de negociar por él.


#5 Preparate para el rechazo

No tengas miedo de preguntar, y tratá de hacerlo antes de que tu posible empleador te haga la oferta inicial. Tenés que tener el rango de salario que estás buscando, así que preguntá en el extremo superior de ese rango. Hay una posibilidad de que tu oferta máxima sea aceptada, lo que sería fantástico, pero tenés que estar preparado para el rechazo. Lo peor que puede pasar es que obtener un "no" y tener que re-negociar.


#6 Explicá tu razonamiento

Asegurate de mencionar todo lo que hiciste en la investigación. Justificar por qué estás solicitando un mejor salario es fundamental, y cuando lo hagas se lo más objetivo posible.


#7 Mantené la postura

Esto debería ser evidente, especialmente durante el proceso de la entrevista en general, pero asegurate de mantener señales de confianza en toda la interacción. Mantené tu postura recta y el contacto visual sin mirar fijamente. No hagas movimientos corporales excesivos o frenéticos. También es útil para soltar tu tono de voz para que suene más autoritario, hablar genuinamente, lenta y deliberadamente para hacerse sonar más seguro y profesional.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.