text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Por qué necesitás la inteligencia emocional para tener éxito?

      

Muchas investigaciones durante años apuntaron a la inteligencia emocional como aquella que establece la distinción entre personas comunes y estrellas y/o artistas. La inteligencia emocional consiste en cuatro habilidades básicas que se emparejan en dos competencias principales: la competencia personal y competencia social

 Lee también
» ¿Qué características tienen las personas inteligentes?
» ¿Qué influencia tiene la universidad en la salud e inteligencia emocional de las personas mayores?
» 9 tips para ser más inteligente 


La competencia personal comprende el autoconocimiento (capacidad de conocer las emociones y saber cuándo y por qué ocurren) y autogestión de habilidades (capacidad de utilizar ese conocimiento de las emociones para mantener una conducta flexible y positiva), de caracter más individual y sin implicancias en el relacionamiento con otras personas.


La competencia social se compone de dos habilidades: conciencia y gestión de las relaciones sociales. La competencia social es la capacidad para comprender el estado de ánimo de las personas que a uno lo rodean, pudiendo interpretar el comportamiento y las motivaciones de un equipo de trabajo y así actuar con eficacia en el mejoramiento de las relaciones.

 

Diferencias entre inteligencia emocional, coeficiente intelectual y personalidad

No hay ninguna conexión conocida entre el coeficiente intelectual y la inteligencia emocional; simplemente no se puede predecir la inteligencia emocional basado en lo inteligente qué es alguien. La inteligencia es la capacidad de aprender, y es la misma tanto a los 15 como a los 50 años. La inteligencia emocional, por el contrario, es un conjunto flexible de habilidades que se pueden adquirir y mejorar con la práctica. Aunque algunas personas son naturalmente más emocionalmente inteligentes que otros, todos pueden desarrollar una inteligencia emocional alta, incluso si no se nace con ella.

Por último, la personalidad es el "estilo" estable que nos define a cada uno de nosotros. La personalidad es el resultado de las preferencias, como por ejemplo, ser extrovertido o introvertido. Sin embargo, al igual que el coeficiente intelectual, la personalidad no puede ser utilizada para predecir la inteligencia emocional. También, como el coeficiente intelectual, la personalidad es la misma durante toda la vida y no cambia.

 

¿Qué tanto influye la inteligencia emocional en el éxito profesional? 

Muchísimo. Es una poderosa manera de enfocar la energía en una dirección con un tremendo resultado. TalentSmart probó la inteligencia emocional junto a otras 33 habilidades importantes en el lugar de trabajo, y descubrió que la inteligencia emocional es el mayor predictor de rendimiento, siendo el factor que explica el 58% del éxito en todo tipo de trabajos.

Naturalmente, las personas con un alto grado de inteligencia emocional ganan más. Estas conclusiones son válidas para las personas de todos los sectores, a todos los niveles y en todas las regiones del mundo.

 

 

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.