text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Nanotecnología en Argentina: investigaciones al alcance de la vida cotidiana

      
Nanotecnología en Argentina: investigaciones al alcance de la vida cotidiana
Nanotecnología en Argentina: investigaciones al alcance de la vida cotidiana  |  Fuente: istock
En 1997, Eric Drexler –el ingeniero que acuñó el término “nanotecnología” para referirse al diseño de sistemas productivos del tamaño de moléculas- dijo a la revista Muy Interesante que esta ciencia serviría para curar el cáncer, limpiar la contaminación y aliviar el hambre. A 17 años de entonces, los usos de la nanotecnología han demostrado ser menos fantásticos para el mundo, aunque sus potencialidades siguen siendo tentadoras.

En este sentido, según datos aportados por Galo Soler Illia, investigador de la Comisión Nacional de Energía Atómica y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet); las ventas mundiales de productos que incorporan aplicaciones nanotecnológicas originan ingresos por alrededor de 200.000 millones de dólares. Esto incluye la comercialización de productos diversos: desde raquetas de tenis más livianas, hasta solventes y pinturas menos contaminantes.

¿Qué pasa en la Argentina en materia de nanotecnología?

En la Argentina, hay alrededor de 500 investigadores abocados al mundo de lo infinitamente pequeño. Biólogos, físicos, químicos, bioquímicos e ingenieros de diversas especialidades, son algunos de los profesionales que trabajan en el país manipulando la materia en dimensiones de 1 a 100 o 200 nanómetros (un nanómetro es la millonésima parte del milímetro).

Entre los conocimientos de vanguardia que se gestan en la Argentina, se encuentra: un nano detector de agroquímicos (gestado por investigadores del Inifta, el Inta y el Instituto Balseiro) y una nueva variedad de productos alimenticios funcionales. Este último, está siendo desarrollado por la compañía Omega Sur, que busca una manera de encapsular Omega 3 para incorporarlo al yogur sin que altere el gusto.

Nanotecnología al alcance de la sociedad

Pero la tarea de los investigadores no se reduce al laboratorio: de a poco, el conocimiento que obtienen está impulsando una nueva generación de compañías tecnológicas. Para ello cuentan con el respaldo de la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN): fundada en 2005, la institución se dedica a detectar proyectos doctorales prometedores, con potencial para ser transferidos a un prototipo y captar la atención de una industria.

De esta forma, tal como señaló Daniel Lupi, presidente de la FAN, la Fundación intenta que el joven investigador devenga en empresario. Hasta el momento, tienen en su haber una treintena de proyectos en diversos grados de avance; alrededor de diez ya han alcanzado el éxito, o están en condiciones de hacerlo a la brevedad.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.