text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Expertos argentinos advierten sobre tratamientos en China

      
Las autoridades sanitarias chinas también han expresado su preocupación
Las autoridades sanitarias chinas también han expresado su preocupación
Un grupo de investigadores de la Comisión Asesora en Terapias Celulares y Medicina Regenerativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, advirtió sobre los peligros de viajar a China para realizar tratamientos experimentales con células madre que no estén aprobados a nivel nacional e internacional.

Según los especialistas, los únicos tratamientos establecidos son aquellos destinados a enfermedades que se curan con trasplante de médula ósea y por ello son los únicos que se realizan con éxito en miles de pacientes de todas partes del mundo. Este procedimiento se efectúa exclusivamente con las células madre de un donante humano de médula ósea, sangre periférica y sangre de cordón umbilical o el autotransplante de células madre de médula ósea y sangre.

Estas intervenciones se utilizan para el tratamiento de algunos tipos de cáncer como la leucemia, mielomas, anemias aplásticas, enfermedades hereditarias como el síndrome de inmunodeficiencia combinada severa, adrenoleucodistrofia y osteopetrosis, entre otros.

"Hay una preocupación internacional sobre este tema que denominamos turismo de células madre, donde se ofrecen tratamientos no establecidos, usualmente por internet, cuya eficacia no está comprobada y no tienen ningún tipo de seguridad respecto a los estándares internacionales", señaló Fernando Pitossi, jefe del Laboratorio de Terapias Regenerativas y Protectoras del Sistema Nervioso de la Fundación Instituto Leloir.

Además, el experto explicó que existe gran preocupación por parte del Ministerio de Salud chino por la multiplicidad de lugares que ofrecen estos tratamientos como si estuvieran aprobados y hubieran superado todas las fases de la investigación clínica.

"Como después de estos viajes al exterior no hay seguimiento del paciente cuando vuelve al país de origen, no se puede comprobar ni la eficacia ni que haga un daño. Además, las obras sociales locales no cubren las consecuencias de estas intervenciones. Es lógico que las familias busquen soluciones en una situación desesperante pero nuestra obligación es alertar sobre los riesgos y la información tendenciosa que puede generar un daño, físico, económico y emocional", concluyó el científico.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.