text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Premian a la UNLP por reciclar basura informática

      

Según las estimaciones de organizaciones ambientalistas, en Argentina se producen 80 mil toneladas de e-basura por año sin embargo, casi el 70 por ciento de estos materiales pueden ser reciclados o recuperados. Un proyecto de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) lleva adelante un proyecto con el objetivo de recolectar esta clase de deshechos para reciclarlos y luego donar el material a escuelas e instituciones que puedan darle uso.

Profesionales del Laboratorio de Investigaciones en Nuevas Tecnologías Informáticas (LINTI) de la UNLP fueron distinguidos por el éxito del proyecto "E-basura: reciclando con fines sociales", una iniciativa de extensión que busca reducir la contaminación generada por los residuos informáticos y al mismo tiempo posibilitar el acceso a las nuevas tecnologías  a los sectores menos favorecidos.  A ellos se les entregó  el primer premio del concurso "Inclusión Digital 2009", que impulsa el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación.

Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), comúnmente denominados E-desechos o Basura electrónica, incluyen a todos los artefactos eléctricos y electrónicos que al finalizar su vida útil pasan a ser residuos. Sin embargo, muchos de estos productos ?o al menos sus partes- se pueden reutilizar, restaurar o reciclar. Los profesionales y alumnos de la UNLP se encargan precisamente de fomentar la reutilización del equipamiento con fines sociales.

Según explicó la licenciada Claudia Banchoff, una de las responsables del proyecto premiado, "algunos de los componentes informáticos mal tratados pueden convertirse en potencialmente contaminantes y tóxicos este es un tema preocupante y que está siendo analizado en proyectos de ley para ser incorporado a la legislación, ya que la Argentina carece de normativa específica sobre los RAEE".

Para reducir el impacto ambiental, la facultad de Informática dispuso de un espacio de almacenamiento para los equipos en desuso de la propia Facultad y los recibidos a través de donaciones. Allí docentes y alumnos que se desempeñan en el LINTI evalúan las condiciones en que llegan y si es posible repararlos para su reutilización esto incluye el rearmado de nuevas computadoras y posterior instalación de software libre.

Una vez realizada esta clasificación, todos aquellos componentes inservibles son enviados para su disposición final a la empresa Scrap& Rezagos, una de las únicas dos instituciones que poseen la certificación adecuada para el reciclado y desecho de e-residuos en Argentina.

Uno de los puntos salientes del proyecto radica en que las computadoras recicladas en la Facultad son luego donadas a instituciones barriales de la región. De esta manera, la donación de equipamiento informático es reacondicionado y puesto en condiciones operativas, para luego ser entregado a sectores desfavorecidos en forma gratuita.

"Queremos contribuir a la reducción de la brecha digital y social, atendiendo a las cuestiones del medio ambiente y reduciendo los niveles de basura electrónica y una disposición segura de los elementos contaminantes o tóxicos", concluyó Banchoff. 

Recepción del material:

La Facultad recibe las donaciones de instituciones públicas y privadas, o de particulares de lunes a viernes de 9 a 17, en el viejo edificio de la Facultad de Informática, en calle 50 y 115 (edificio Ex-Liceo), 1er piso.

Se requiere comunicarse previamente por teléfono o mail para indicar el material a traer y la cantidad: E-mail: e-basura@linti.unlp.edu.ar, Teléfono: (0221) 422-3528.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.