text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Los argentinos eliminarán las grasas trans de su dieta?

      
Fuente: Universia.

Una modificación en el Código Alimentario Argentino propone la eliminación de las grasas trans de la dieta de los argentinos a través de la prohibición de fabricar y vender alimentos que las contengan. En esta nota te contamos cómo influirá en la población.

 

Lee también
» ¿Qué grasas no conviene eliminar del cuerpo?

 

¿Qué son las Grasas Trans?

Las grasas trans son aceites vegetales (que contienen importantes cantidades de grasas no saturadas) combinados con átomos de hidrógeno a través del proceso de hidrogenación. Este último se realiza con el objetivo de que las grasas sean más sólidas a temperatura ambiente, y mantengan estable su sabor por un largo período de tiempo. Ejemplos con altos contenidos grasos trans son la manteca, la margarina y los aceites para cocinar comida rápida.

 

Un estudio que prevé sus ventajas

El estudio realizado por el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS) demostró que el reemplazo de las grasas trans por aceites menos perjudiciales para el corazón, tales como el de girasol o el de oliva, podrá prevenir 5000 complicaciones cardiovasculares, 1500 muertes por enfermedad coronaria, 3000 infartos y más de 1000 casos de angina inestable.

 

Además, se pudo determinar que eliminar las grasas trans de la dieta de los argentinos no solo será beneficioso para la salud de cada habitante, sino también implicará un ahorro significativo de dinero para el sistema de salud (100 millones de dólares).

 

En el presente los cinco grupos de alimentos con mayor cantidad de grasas trans son los baños de repostería, los productos de panadería, los alfajores, las barritas de cereales, las galletitas y los platos precocidos, según un relevamiento de 528 productos realizado por la Fundación Interamericana del Corazón (FIC).

 

¿Qué efectos provocan estas grasas en la salud de sus consumidores?

Muchos estudios científicos vinculan el consumo de ácidos grasos trans de origen industrial con variaciones del metabolismo de lípidos en la sangre, aumento de niveles de colesterol (“malo”) LDL, disminución de los niveles de colesterol HDL, desarrollo de enfermedades cardíacas, cerebrovasculares y renales e inflamación vascular.

 

Argentina pionera en la región

Cuatro años atrás ya se habían modificado en el Código Alimentario los límites máximos permitidos de grasas trans, pensadas como un reemplazo saludable de las grasas de origen animal. En la actualidad, ya se tiene consciencia de que consumir 5 gramos diarios de estas grasas aumenta en un 25% el riesgo cardiovascular.

 

La nueva medida convierte a nuestro país en el primer país en desarrollo en eliminar las grasas trans de sus alimentos como política de salud pública. Según el doctor Marcelo Tavella, docente e investigador de la Escuela Superior de Ciencias de la Salud de la Unicen, los primeros resultados se empezarían a ver en un año y los efectos completos en 5 años.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.