text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Guía para dejar de fumar tabaco

      
Fuente: Universia.

Por más que dejar de fumar demande mucho esfuerzo y trabajo, sus resultados pueden suponer un antes y un después en la vida de los fumadores. Por eso, a continuación te contamos qué daños produce el tabaco y cómo podes abandonar este hábito.

 

Lee también
» ¿Por qué debo dejar de fumar?
» Fumar en la juventud afecta el tamaño del cerebro

 

1) Asegurate de estar listo para abandonar este hábito

Para dejar de fumar lo mejor que podés hacer es fijar una fecha para empezar este proceso.

 

2) Hacé una lista

Una buena idea consiste en hacer una lista con las razones que te llevaron a tomar esta decisión y, además con los beneficios que esto te va a traer a corto y largo plazo. Además, es clave que identifiques los momentos en los que las probabilidades de fumar aumentan para realizar en ese mismo momento otra actividad que ocupe tu mente.

 

3) Comunicá tu decisión

La única manera de que tus personas más cercanas te acompañen en este proceso es comunicándoles tu decisión. De este modo, cada vez que estés por caer en la tentación, te ayudarán.

 

4) Borrá todos los rastros

Para no fumar es necesario tirar todas las cajas de cigarros que encuentres y también esconder todos los ceniceros que hay en tu casa.

 

5) Hacé ejercicio

Una de las cosas que podés hacer cuando no puedas controlar las ganas de fumar es ir a caminar o a pasear en bicicleta.

 

6) Fijá objetivos

La mejor manera de alcanzar objetivos a largo plazo es fijándote metas semanales y recompensándote cuando las cumplas.

 

¿Qué daños puede producir el tabaco?

Si bien aún queda mucho por estudiar, es un hecho que fumar tabaco provoca efectos negativos en casi todos los órganos del cuerpo humano. Por este motivo, no llama la atención que fumar sea la causa principal de cáncer y de muerte por esta razón.

 


Entre las enfermedades que puede producir el consumo de tabaco de encuentran: cáncer de pulmón, de esófago, laringe, boca, garganta, riñón, vejiga, páncreas, estómago y de cérvix; leucemia mieloide aguda; enfermedades del corazón; apoplejía; aneurisma de la aorta; enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC); asma y neumonía.

 

Además, fumar estando embarazada aumenta las posibilidades de que el hijo muera por síndrome de muerte súbita.

 

¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?

Dejar de fumar puede reducir el riesgo de sufrir cáncer y otras enfermedades, además las personas que no fuman pueden vivir más tiempo con más salud. Con el paso del tiempo, las bondades de abandonar este hábito aumentan:

 

- 20 minutos después de dejar de fumar el ritmo cardíaco y la presión sanguínea bajan.

- 12 horas después el nivel de monóxido de carbono en la sangre se reduce hasta el valor normal.

- De 2 semanas a 3 meses después la circulación mejora y su función pulmonar aumenta.

- De 1 a 9 meses disminuyen la tos, la congestión nasal, el cansancio y la dificultad para respirar. Además, los cilios empiezan a recuperar su función normal en los pulmones.

- 1 año después el riesgo de presentar una insuficiencia coronaria se reduce a la mitad.

- 5 años después el riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga se reduce a la mitad.

- 10 años después el riesgo de morir por cáncer de pulmón es la mitad que el de un fumador.

- 15 años después el riesgo de padecer de insuficiencia coronaria es el mismo que el de los no fumadores.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.