Noticias

5 tips para hablar de tus debilidades en una entrevista

      
Conocerlas de antemano facilitará el momento de comentarlas
Conocerlas de antemano facilitará el momento de comentarlas  |  Fuente: Shutterstock
  • Una entrevista laboral implica un juego de estrategia entre el reclutador y el candidato.
  • Profesionales de todas las áreas deben saber cómo comportarse en estas instancias.
  • La clave para tener éxito en esta etapa de la entrevista es mostrar que se conoce y controlan estas debilidades.

La entrevista laboral es un juego de estrategia en el que candidato y reclutador buscan quitar la máscara al otro jugador y hacer visible su verdadera personalidad.

El candidato trabaja por presentar el mejor perfil posible, llegando incluso a exagerar algunas de sus cualidades con el objetivo de agradar y cumplir con lo que dice la oferta. Por su parte, el reclutador busca mostrarse receptivo para que el candidato se confíe y hable más de lo que debe.

En esta instancia, por lo general, quien comete un error pierde. Sin embargo, en algunos casos resulta necesario, e incluso positivo, hablar sobre los propios errores de manera sincera.

Encontrá las mejores oportunidades laborales

Registrá tu CV gratis

De hecho, la pregunta "¿Cuáles son tus principales debilidades?" es una de las más repetidas en las entrevistas laborales. Esta pregunta puede erróneamente ser considerada como negativa, pero se trata de una oportunidad para que los trabajadores hablen de lo que deben mejorar para convertirse en mejores profesionales.

Hablar de las propias habilidades y fortalezas con el entrevistador puede ser más fácil que hablar sobre defectos. Conocer y dar a conocer estos últimos demuestra profesionalidad y honestidad, cualidades altamente valoradas por los reclutadores.

¿Tenés una entrevista pronto? Te recomendamos tener en cuenta estos 5 tips al momento de hablar sobre tus debilidades, para asegurarte de hacerlo con éxito:

Este es el tipo de pregunta por el que se recomienda planificar la entrevista. Improvisar una respuesta en estos casos no es precisamente lo más recomendable, así como tampoco se sugiere llevar un discurso demasiado armado y poco realista.

Decir, por ejemplo, que sos perfeccionista es un cliché, pues esta es una de las respuestas más empleadas por los trabajadores ante esta pregunta. En su lugar, intentá encontrar defectos reales y debilidades que puedas reflejar de forma sincera, señalando especialmente cómo pensás mejorarlas.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.