Noticias

¿Qué es una Universidad Emprendedora?

      
Las universidades han decidido erigirse como impulsoras del emprendimiento desde sus propias aulas
Las universidades han decidido erigirse como impulsoras del emprendimiento desde sus propias aulas
  • Las universidades comienzan a educar a sus estudiantes en el emprendimiento.
  • Los proyectos empresariales impulsados por las universidades generan empleo y provocan un impacto directo en la economía.
  • La adopción del papel de emprendedora hace que la Universidad se convierta en motor del desarrollo económico y social.

Después de siglos concentrada en exclusiva en sus papeles como institución educativa y creadora de conocimiento, el nuevo siglo da lugar a un nuevo modelo de Universidad más abierto. La institución se abre a agentes externos y va más allá de las aulas, pasando a comercializar las ideas innovadoras que han surgido dentro de ella.

En una sociedad en la que los avances tecnológicos se suceden diariamente, la innovación se ha convertido en una necesidad y esa necesidad supone asumir riesgos. Por ese motivo, el de los investigadores es un papel fundamental en todas las universidades.

Los laboratorios de I+D de estas instituciones desarrollan numerosos proyectos para crear nuevos productos que cubran las necesidades de la sociedad, o desarrollen nuevos procesos que hagan más fáciles algunas labores. ¿Pero qué tiene que ver eso con el emprendimiento?

Tal y como cualquier profesional podría hacer con una idea de negocio o un producto que haya desarrollado, es la Universidad la que los lleva al mercado. Este carácter emprendedor es uno de los rasgos de las universidades de la actualidad. La apuesta por iniciativas empresariales surgidas de la propia comunidad universitaria hace que se convierta en un motor económico y de empleo.

Consultá las últimas ofertas de empleo en Universia

Más información

Con la Universidad asumiendo el papel de emprendedora,la institución puede explotar el resultado de sus propias investigaciones, rentabilizándolas y, al mismo tiempo, generando empleo y un estímulo económico.

Estas iniciativas empresariales se basan en la innovación, algo que consiguen impulsar gracias a la investigación y el desarrollo. Otro aspecto positivo es que permiten la creación de un empleo de calidad, dinamizando así la economía de la zona donde se localiza la Universidad y causando un impacto económico a nivel local y nacional.

En casi todos los casos estas universidades emprendedoras optan por proyectos de base tecnológica, uno de los que mayores avances registra a diario. Gracias a este nuevo papel de la universidad, los laboratorios de I+D consiguen que su trabajo llegue rápidamente al mercado sin necesidad de ser adquirido por una empresa.

Cada vez son más los apoyos que obtienen estas empresas surgidas en el seno de la Universidad, tanto por el beneficio para la sociedad como por su rentabilidad. El vínculo entre el mundo universitario y el empresarial se estrecha gracias a esta nueva tendencia. Apostar por este tipo de iniciativas puede ayudar a que las universidades y las localidades en las que se encuentran resulten más competitivas en el mundo globalizado.

Las universidades asumen gracias a esto un papel de líderes como creadoras de nuevos conocimientos y formadoras de capital humano cuyo fin último es conseguir que la sociedad avance a través del emprendimiento.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.