Noticias

6 cosas que deberías evitar para ser más productivo en el trabajo

      
Comienza a modificar pequeños hábitos diarios para trabajar de forma más eficiente
Comienza a modificar pequeños hábitos diarios para trabajar de forma más eficiente
  • A la hora de trabajar, no es cuestión de cantidad, sino de calidad. Lo importante es ser lo más productivo posible durante la jornada laboral.
  • Comienza evitando las siguientes situaciones en tus horas de trabajo.
  • La planificación y los descansos pertinentes son esenciales para mejorar nuestra productividad.

La situación se repite a menudo: llegas a la oficina para enfrentarte a un día de trabajo y, tras varias horas de dedicación, sientes que aún no te has centrado en tus tareas principales y que tu jornada no va a ser tan provechosa como creías.

Pensamos que sacrificar más horas para trabajar arreglará este problema, pero la solución es mucho más sencilla, ya que todo se basa en aprender a gestionar mejor el tiempo.

Para que comiences a modificar tus hábitos y consigas ser más productivo, lo mejor es comenzar por lo que NO debemos hacer. Estas son algunas de las cosas que debemos evitar:

1. Saber decir NO

Es el consejo que siempre daba Steve Jobs, un profesional realmente atareado, pero que era reconocido por su capacidad de trabajo y concentración.

Si dices "no" a cosas irrelevantes todos los días, puedes dedicar más tiempo al trabajo que realmente importa.

2. Reuniones, las justas

Tendemos a hacer reuniones extensas, pero sin un objetivo claro y es algo con lo que debemos acabar.

Las reuniones deben ser cortas, con los profesionales necesarios y con un objetivo claro.

Es importante que en la reunión también esté presente un mando o responsable de la toma de decisiones, de manera que la reunión sirva para avanzar en el trabajo o proyecto.

¿Quieres trabajar? Mira qué empresas buscan empleados

Regístrate GRATIS y Descúbrelo

3. Material para las reuniones

Muchas empresas prohíben a sus empleados que presenten un PowerPoint en las reuniones. Primero, porque realizarlos suele llevar un tiempo valioso y, segundo, porque suelen recoger información irrelevante que se puede omitir.

Compañías como la farmacéutica Bristol-Myers Squibb, en sus reuniones anuales o de presentación de resultados, solo permite que cada equipo presente dos diapositivas.

Está claro que, para la efectividad del material visual, su diseño debe ser conciso y con la información relevante.

4. Menos informes y más decisiones

Un buen reparto de las tareas también pasa por aplicar filosofías de trabajo que den más autonomía y poder a los empleados, sobre todo a los mandos intermedios.

Hay empresas que piden a sus trabajadores que, en lugar de presentar extensos informes con propuestas, tomen decisiones a corto plazo y las lleven a cabo.

Evidentemente, el primer paso siempre será comunicárselo al superior y obtener su permiso u opinión.

De esta manera la ejecución será más rápida, los trabajadores se sentirán más empoderados y el jefe estará al tanto y podrá supervisar las acciones, sin pasar por un proceso largo y lento.

5. Gestiona tus correos electrónicos

Los mails son nuestra herramienta favorita, pero también el gran enemigo de la productividad.

Dedícale un tiempo concreto a revisar y responder a los mails que consideres urgentes.

Una buena organización de los correos en carpetas, por clientes o proyectos, también te facilitará la tarea diaria.

6. Planifica

Toda jornada de trabajo tiene que comenzar con una exhaustiva planificación de las tareas a cumplir.

De este modo, marcaremos las acciones prioritarias, podremos evaluar el avance y rectificar ante cualquier imprevisto.

Tener en mente el plan de trabajo nos hará más efectivos y resolutivos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.