Noticias

9 razones suficientes para cambiar de trabajo

      
Fuente: Shutterstock

La mayoría de las personas dedicamos la mayor parte de tu nuestro tiempo al trabajo. Por lo tanto, es importante que nuestro valioso tiempo se invierta en la empresa que nos ofrezca las mejores oportunidades según nuestros objetivos personales y profesionales. 

Según un estudio de la American Psychological Association, las personas que se desempeñan en trabajos muy demandantes y en los cuales se tiene poco control sobre la tarea que se realiza tienden a sentirse exhaustos y padecer mal sueño, ansiedad, y depresión. 


Te puede interesar también
>Cómo lidiar con compañeros que no saben trabajar en equipo
>10 tips para aprender a trabajar bajo presión
>19 señales que indican que están por despedirte
>Cómo salir de tu zona de confort (Webinar)


Permanecer mucho tiempo en un mal trabajo puede ser muy perjudicial para el desarrollo de tu carrera
. Si sentís que intentaste todo para cambiar tu situación y aún así no lograste mejorarla, es probable que sea momento de un cambio. Pero está claro que tomar esa decisión no es algo sencillo. Necesitamos tener la certeza de que sea la correcta. Sin embargo, según publica un artículo del Foro Económico Mundial que aborda este tema, lo positivo es que hay algunas señales que nos permiten darnos cuenta si el cambio es realmente necesario o no. A continuación, te contamos cuáles son. 

 

1. La empresa va en bajada 

Hay varias señales que nos permiten reconocer cuándo una empresa pasa por un momento difícil. El ejemplo más evidente es quizás la reducción de personal por recorte de presupuesto. Es importante estar atentos a otros posibles cambios, como un mayor control de la gerencia para aprobar gastos menores, una mayor cantidad de reuniones internas a puertas cerradas, etc. Si te parece que la empresa para por un mal momento, es un buen momento para decidir cambiar de trabajo. 

 

2. No hay espacio para crecer dentro de la empresa 

Es fácil estancarse en un trabajo. Sin embargo, hay que tener cuidado cuando la tarea que realizamos nos gusta mucho porque ese estancamiento puede resultar cómodo. Intentá tener presente que todo trabajo debería ayudarnos a mejorar nuestras habilidades y permitirnos agregar valor a nuestro currículum como profesionales. Si sentís que hace tiempo no aprendés nada nuevo y que alrededor tuyo están promoviendo gente de manera cuestionable, es buen momento para cambiar de aire. 

 

3. Te sentís al margen 

Si se están realizando reuniones laborales y nunca te llaman para participar o si todos están enterados acerca del nuevo proyecto y vos ni siquiera habías escuchado que existía, quizás tu jefe no te considere una pieza importanteen el equipo. Si esa es tu situación, la realidad indica que tu búsqueda de crecimiento profesional deberías buscarlo en otra empresa. 

 

4. Sabés más que tu jefe 

Más allá de lo frustrante que puede resultar trabajar con un jefe que considerás está menos capacitado que vos para desempeñar sus funciones, la situación es para estar alerta. Fundamentalmente por la ansiedad que puede provocar la poca confianza que tengas en el liderazgo de tu jefe para tomar buenas decisiones que lleven a la empresa por el camino correcto. Por otro parte, si sos la persona necesaria para realizar el trabajo que tu jefe no es capaz, deberías considerar la posibilidad de encontrar esa oportunidad en otro lugar. 

 

5. Sufrís con tan solo pensar en ir a trabajar 

A todos nos pasa que algunas veces cuando llega el lunes odiamos la idea de tener que volver al trabajo. Es algo normal. Pero si el hecho de tan solo pensar en tu trabajo te produce pavor, probablemente tengas que irte del lugar en el que estás. 

 

6. Un mal jefe 

Si tenés un mal jefe que está bien conceptuado por la dirección, es momento para decidir cambiar. Además de hacer tu vida miserable en el día a día, un mal líder que tiene el respaldo de la alta dirección puede causar grandes daños en el desarrollo de tu carrera y hacerte pasar por momentos desagradables. 

 

7. Se apagó la motivación 

Por más que te guste la empresa, el clima de la oficina, tus compañeros y tu jefe, si odiás el trabajo no vale la pena seguir intentándolo. Para lograr grandes cosas como profesional es indispensable trabajar con motivación. 

 

8. Tu trabajo repercute en tu salud 

El estrés laboral puede provocar depresión, insomnio o dolores de cabeza entre otras tantas cosas. Nunca dejes que tu trabajo deteriore tu salud. Ningún esfuerzo vale tanto como para sacrificar tu salud

 

9. No descuides tu vida personal 

Las personas más felices son aquellas que pasan más tiempo relacionándose con sus seres queridos, aseguró un estudio de la Universidad de Harvard. Si sentís que tu trabajo no te está permitiendo disfrutar de tus seres queridos, la mejor decisión es dejarlo.

 

50 consejos para simplificar tu búsqueda de empleo

50 consejos para simplificar tu búsqueda de empleo.

Porque sabemos que encontrar empleo no es sencillo, te enseñamos lo que debes saber para que esta búsqueda se facilite. En este ebook aprenderás todo lo necesario sobre: red de contactos, marca personal, gestión de tus redes sociales, realización y gestión del CV y carta de presentación.

Regístrate GRATIS y comienza a aprender



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.