Noticias

10 consejos para perder el temor a hablar en público

      
Fuente: Shutterstock

En la vida personal o laboral suelen existir situaciones que buscamos esquivar aunque sean inevitables y, para muchos, la presentación en público es un ejemplo de esto.  Sin embargo, la capacidad de comunicar es una herramienta insoslayable: empleado, gerente, alumno, secretaria, docente, mando medio, asistente, sindicalista, postulante laboral, profesional, inquilino, (y podría seguir…) en algún momento inexorablemente necesitarán hablar bien y el no animarse a hacerlo repercutirá negativamente en sus resultados (ingresos, vida familiar, autoestima, etc). El impacto de la habilidad comunicativa a veces es incluso mayor que el del conocimiento, ya que, de nada servirá que  si no eres capaz de  transmitirlo.

 

Lee también
» 3 claves para lucir confiado a la hora de hacer una presentación en público 
» ¿Cómo hacer una presentación con diapositivas para defender una tesis?  
» 6 errores más frecuentes en las presentaciones  

 

Si hay temor a enfrentar un auditorio, a continuación te enumeraremos 10 sugerencias que mejorarán tu mejorar tu capacidad de oratoria. Dichos conejos fueron propuestos por Lic. Esteban Spontón, capacitador de doingLABS, la incubadora de startups de base tecnológica de la Universidad Blas Pascal. ¡Tomá nota!

 

1. Practicá de forma cotidiana

De la misma forma que ocurre cuando aprendemos a conducir o queremos embocar una pelota en un aro de básquet, la mayoría de las habilidades no mejorarán por incrementar información, sino por el hábito frecuente. Respecto a las habilidades orales en general, más que leer, te sugerimos tomar las situaciones cotidianas como un espacio de ejercicio.

 

2. Practicá la respiración

Este ejercicio  te relajará y ayudará a manejar tus tiempos de forma más eficiente.

 

3. Conectate con el tema

Definir un punto de vista y determinar el motivo por el cual estás hablando te ayudará a “naturalizar” la situación.

 

4. Recordá las experiencias exitosas que protagonizaste en el pasado

Rememorá cómo te sentiste antes y durante y después de cada desafío.

 

5. Tené en cuenta que los primeros segundos serán los de mayor tensión e incomodidad

Durante esta instancia, procurá focalizarte en la temática y no en ti mismo.

 

6. Utilizá recursos visuales como ayuda

Sin embargo, también asegúrate de no utilizarlas demasiado.

 

7. Practicá tu disertación frente a un amigo o colegay priorizá sus evaluaciones por sobre tus propias opiniones

En algunos casos el temor propio es infundado y las autocríticas son excesivas.

 

8. Participá en un taller de oratoria

Si hay emociones o recuerdos que frenan el desarrollo de la habilidad,  estos "talleres" funcionan como un espacio "protegido" donde equivocarse al hablar no tiene consecuencias y el alumno es acompañado, supervisado y entrenado por alguien con experiencia en la comunicación oral.

 

 9. No intentes postergar el discurso

Cundo las personas temen hablar en público, es habitual que a último momento surjan excusas con el cometido de posponer el discurso en un momento lejano e indefinido, por ejemplo, “prefiero más adelante para hacerlo mejor”.  Asimismo, en muchos casos estos pensamientos procastinadores son fantasiosos, por ejemplo,  "ojalá haya paro y lo pasen para otro día....", "y si se corta la luz...", "tal vez se suspende por mal tiempo o falta de asistencia".

 

10. Tartá de estimular al público

Cuestiones tales como la falta de variación, la formalidad excesiva y la ausencia de espontaneidad y emoción al contenido puro y duro suele aburrir a la audiencia. Asimismo, propcurá comenzar tu discurso puntualmente y evitá que la presentación sea demasiado extensa.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.