Noticias

"Queremos llevar el tango a la universidad"

      

Eva Garlez y Pablo Rodríguez son una pareja joven de maestros de enseñanza de tango "milonguero". Formados en la mitológica milonga "El Beso" y con experiencia internacional, trabajan con una idea en mente: llevar el tango a la Universidad. Universia, que promueve las actividades culturales en los ámbitos universitarios, estuvo dialogando con ellos de sus planes.

Universia: El tango es sinónimo de Buenos Aires, hasta de toda la Argentina, pero sin embargo se escucha o baila poco, sobretodo entre los jóvenes ¿cómo llegaron al tango siendo tan jóvenes?

Pablo: fue a través de un amigo; estuve entrenando 4 años artes marciales y uno de mis compañeros se iba de los entrenamientos más temprano. Me dio curiosidad el porque, me comento que se iba a bailar tango. Nos dijo a mí y a otro amigo de que teníamos que ir. Un día lo acompañe y me gusto y no dejé nunca más.

Eva: En mi caso mi mamá me incentivo. Me dijo: "Vos bailas otras danzas. Como es posible que siendo Argentina, viviendo en Bs As la cuna del tango no sepas bailarlo. Imaginate que un día te vas de vacaciones a otro país no fronterizo y te preguntan ¿de donde sos?, de la Argentina Bs As respondes. Seguramente te va a decir Buenos Aires igual Tango, porque no te bailas un tango y le respondes no sé bailar tango." Esta frase me quedo en la cabeza y como verás le hice caso.

Universia: ¿y cómo fue el salto del amateurismo a ser un profesional del tango en el baile o en la enseñanza? hay una academia o una universidad del tango? cómo se crece en esta carrera?

Eva: En nuestro caso la Academia donde aprendimos nos propusieron ser asistentes en las clases. Aprendimos mirando, pasando música y escuchando las indicaciones de los profesores. Al poco tiempo nos dijeron que estemos al frente de las clases como profesores. Y ahí comenzó el fascinante mundo de la enseñanza. De todo esto hace ya bastantes años atrás.

Universia: Para los que no conocen mucho del tango: qué es el tango milonguero, el que bailan y enseñan ustedes.

Pablo: El estilo milonguero o apilado se refiere a la manera en que los bailarines tienen de pararse, abrazarse y comunicarse en el baile. Sus características mas conocidas son que se adapta al espacio (se puede bailar en un espacio pequeño; como antes se le decía “bailar en una baldosa” como también en espacios grandes), también por su gran riqueza rítmica y su pura improvisación e inspiración de la pareja.

Universia: ¿quiénes son para uds. los grandes maestros del tango, tuvieron la oportunidad de conocer alguno de ellos?

Pablo: Para nosotros los grandes maestros fueron y son los anónimos bailarines de tango de las milongas porteñas. Son los señores del tanto, que se dedicaron toda la vida a bailar, y sin quererlo se transformaron en los grandes maestros. El espíritu del tango está en ellos porque ellos aprendieron mirando y bailando en las milongas de Buenos Aires y sus suburbios. Tuvimos la dicha de verlos bailar y es un privilegio para nosotros contar con la amistad de algunos de ellos.

Universia: ¿Cómo decíamos al principio es paradójico que siendo Argentina el país del tango, se escuche y se baile tan poco, a qué atribuyen esto?

Eva: Lo que sucedió es que hubo una generación (la de mis padres) que perdió el amor por bailar tango debido a la introducción de ritmos como el Rock and Roll e hizo que la juventud se alejara del tango.

Con estos ritmos foráneos se diluyo la pasión por bailar el tango socialmente y los músicos se dedicaron a componer música de gran calidad, pero no se bailo más. Hoy en día está el tango asociado al baile escenario y no a los de los salones bailables.

Universia: ¿Y de ahí la iniciativa que uds. tienen de "llevar el tango a la Universidad", cómo se imaginan que podrían hacer eso?

Pablo: Nosotros queremos difundir el tango en los ámbitos universitarios, sea a los estudiantes o mejor aún directamente en la Universidad. Estamos buscando gente interesada en iniciarse y de hecho estamos intentando contactos con algunas universidades para ofrecerles dar clases o seminarios en sus aulas. El proyecto se llama "Mi Tango" y es una manera que los jóvenes conozcan el tango más profundamente; para esto es importante enseñarles la música, su cultura, el desarrollo, el ambiente de la milonga y sus códigos. No es solo una clase que le enseñas al alumno a bailar tango milonguero sino que lo educas; de esa manera si quieren ir a conocer una milonga no se sienten tan perdidos en el ambiente. También vamos a intentar trasmitirles la manera de entender como hacer propio el tango.

Universia: ¿Todo lo que me cuentan es muy interesante. Porque le pusieron el nombre "Mi Tango", que significa para ustedes y qué le gustaría lograr con este proyecto?

Eva: Le pusimos "Mi Tango" porque creemos que cada uno interpreta y es suyo su manera de bailar. No hay copia. Todos bailamos distintos pero con el mismo estilo. Entonces el tango se hace propio, de uno y se transforma en "Mi Tango" único e irrepetible.

Lo que queremos lograr con este proyecto es armar un ambiente exclusivo de gente joven que baila el estilo milonguero. También es muy importante para nosotros transmitirle a la nueva generación lo que nos legaron los abuelos; en este caso esta danza tan bella llamada “tango”. De esta manera estas formando a bailarines y quizás algún futuro profesor del estilo milonguero; y así le estamos dando 100 años más de vida al tango.

Universia: Es un plan realmente maravilloso y esperemos se pueda concretar para que el tango pueda recobrar la fuerza que tuvo años atrás en la época.

Para más información escribir a: evaypablo@gmail.com



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.