Noticias

¿Qué ocurre si te cae un rayo?

      
n cuanto a las posibilidades de sobrevivir, se calcula que aproximadamente un 30% de las personas alcanzadas por un rayo mueren, y el 74% de los sobrevivientes quedan con secuelas físicas y mentales que los acompañan toda la vida. Fuente: Flickr/Carlos Bausá.
n cuanto a las posibilidades de sobrevivir, se calcula que aproximadamente un 30% de las personas alcanzadas por un rayo mueren, y el 74% de los sobrevivientes quedan con secuelas físicas y mentales que los acompañan toda la vida. Fuente: Flickr/Carlos Bausá.
“Si eso llega a ocurrir que me parta un rayo”: eEsta popular expresión tiene su justificativo a nivel científico. De hecho, se estima que las probabilidades de caiga un rayo sobre tu cabeza son de 1 en 750.000, más o menos las mismas de que ganes la lotería jugando todos los días. Sin embargo, el pasado 9 de enero tres jóvenes de 17, 20 y 21 años fallecieron y 22 personas resultaron heridas como consecuencia de la caída de un rayo cerca del sector de carpas del balneario Afrika en la localidad bonaerense de Villa Gesell. Lo mismo ocurrió el pasado fin de semana en Mar del Plata, donde se registró la caída de dos rayos en dos paradores de la zona balnearia, que dejaron un saldo de siete heridos según confirmaron las autoridades.
 

Estos escalofriantes acontecimientos, sumados a las extremas temperaturas mechadas con intensas tormentas eléctricas que están azotando al país esta temporada estival, han puesto sobre el tapete uno de los temas más estudiados y misteriosos del ámbito científico: ¿qué ocurre realmente si te cae un rayo?

Según datos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), a diario se producen en el mundo unas 44.000 tormentas y se generan más de 8 millones de rayos. La caída de éstos se produce cuando la diferencia de potencial ente la nube y la tierra supera la capacidad aislante del aire. Incluso se han registrado casos de caída de rayos a más de 20 km de distancia del lugar de la descarga de la tormenta, haciendo que el peligro sea aún más inminente.

En cuanto a las posibilidades de sobrevivir, se calcula que aproximadamente un 30% de las personas alcanzadas por un rayo mueren, y el 74% de los sobrevivientes quedan con secuelas físicas y mentales que los acompañan toda la vida.

Pero, ¿cómo mata un rayo? Sin lugar a dudas, la afectación neurológica y cardiopulmonar, generadas por la intensa descarga eléctrica, son las más peligrosas y principales responsables de los casos fatales. Al momento del impacto puede producirse asistolia, fibrilación ventricular o paro cardiorrespiratorio por afectación directa del sistema nervioso central.

Para quienes sobreviven, el panorama tampoco es demasiado alentador ya que pueden sufrir graves quemaduras en las zonas por donde entra y sale el rayo y en las zonas de contacto con partes metálicas como relojes y joyas, pérdida de visión y audición, fracturas óseas, confusión y pérdida parcial o total de la memoria.
 
 
Medidas de prevención

Si quieres evitar ser víctima de este poderoso fenómeno natural, existen algunas precauciones que puedes tomar:

1.    Si tienes planeadas actividades al aire libre, chequea antes el pronóstico del tiempo, observa si el cielo se oscurece, se escuchan truenos o pueden verse relámpagos.

2.    El cosquilleo en la piel, el pelo erizado y los objetos metálicos que emiten un extraño zumbido y producen chispas o destellos, son señales de la caída inminente de un rayo.

3.    Retírate de todo lugar alto y refúgiate enzonas bajas no propensas a inundarse o recibir avenidas de agua.

4.    Nunca te largues a correr durante una tormenta y mucho menos con ropa mojada.

5.    Deshazte de todo material metálico que lleves contigo, incluyendo relojes, joyas, paraguas, palos de golf, herramientas, etc. Aléjate también de vallas, alambrados, tuberías, bicicletas, vías de tren, instalaciones eléctricas, etc.

6.    Apaga tu celular porque sus radiaciones electromagnéticas pueden atraer los rayos.

7.    Nunca te refugies bajo un árbol. Por su humedad y verticalidad aumentan la intensidad del campo eléctrico.

8.    Aléjate de terrenos abiertos y despejados. En estas zonas una persona sobresale bastante del terreno y puede convertirse en un pararrayos.

9.    Aíslate del suelo y evita el contacto con charcos o zonas mojadas. No se te ocurra bañarte en una piscina, el mar o un río o cualquier otra fuente de agua.

10.    Si sientes que se aproxima un rayo, ponte inmediatamente de cuclillas, lo más  agachado posible, con las manos en las rodillas, tocando el suelo sólo con tus zapatos. Esta posición te aislará en buena medida al no sobresalir del terreno.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.