Noticias

8 cosas que nunca deberías decirle a tu jefe

      
 8 cosas que nunca deberías decirle a tu jefe
8 cosas que nunca deberías decirle a tu jefe  |  Fuente: Shutterstock
Aunque desde el punto de vista de un empleado parezca fácil ocupar la posición de jefe, estar a cargo de un grupo de personas no es una tarea sencilla. Requiere de paciencia, capacidades como liderazgo, análisis y resolución de problemas, entre otras. Por eso, como miembro de una empresa, antes de emitir un juicio de valor sobre tu jefe es importante que tengas en cuenta la difícil tarea y responsabilidad que recae sobre sus hombros para analizar tu punto de vista desde una perspectiva más justa. Esto te ayudará a cultivar un buen vínculo con tus superiores.

A continuación, analizamos qué cosas es mejor nunca decirle a un jefe.

¿Qué tanto te gusta tu trabajo?

Descubrilo con este test gratuito


1. “¿Cómo quieres exactamente que haga esto?”

La tarea del jefe es asegurarse que todo el equipo trabaje por conseguir las mismas metas. A menos que seas un nuevo empleado que necesite capacitación, forma parte de tu trabajo saber cómo manejarte en el desempeño de tus tareas.


2. “Esto fue mi idea y quiero recibir todo el crédito”  

Si bien las buenas ideas son esenciales, una vez que un empleado plantea una propuesta ante su jefe y sus compañeros, la iniciativa se convierte en propiedad del equipo.


3. “Trataré de terminarlo a tiempo”

Cuando un jefe está coordinando actividades para muchos empleados, necesita saber exactamente cuáles son los plazos de entrega estipulados.


4. “Necesito que revise este documento de 300 páginas”

Este tipo de requerimiento roza la falta de respeto, ya que ningún superior que esté haciendo bien su trabajo tendrá el tiempo de revisar un trabajo tan extenso.


5. “¿Podría llamarlos por mí?”  

No delegues tus tareas a tu jefe, especialmente aquellas que son tan mundanas como hacer un llamado telefónico o responder a un email.


6. “Me olvidé de avisarle”

Una de los pilares de una buena relación entre jefe y empleado es que no haya sorpresas desagradables. La buena y constante comunicación es la clave para lograrlo.


7. “Necesito hablar sobre mis problemas”  

Aunque quejarte sobre tus problemas que no tienen solución puede representar algún tipo de alivio, tu jefe está para liderar un equipo y no ocuparse de tus asuntos personales.

8. “¿Está seguro de haber tomado la decisión correcta?”

El momento para dar tus opiniones y brindar alternativas es antes que se tome la decisión final. Una vez que esto ocurre, intentar generar dudas en tu superior sólo te hará quedar mal parado.




Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.