Sunday :: 20 / 04 / 2014

Además EMPLEO | BUSCÁ TU CARRERA | BLOGS | CURSOS | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Noticia : Vida universitaria

La importancia de alimentarse sanamente

Una especialista del Departamento de Alimentación y Dietética Hospital de Clínicas "José de San Martín" cuenta cómo es posible acercarse a un modelo de consumo saludable, que asegure la provisión de nutrientes y la ingestión de comida en forma moderada


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar PDF PDF Traducir Traducir


Lee esta noticia actulizada al 2013:
» ¿Cómo debe alimentarse un estudiante?
 

 Una alimentacion sana implica un cambio de hábitos a la hora de sentarse en la mesa. Es incuir en la dieta diaria una variedad de alimentos. Además, una buena alimentación junto con actividad física regular nos ayuda a sentirnos bien y a mantener un peso adecuado.

Una alimentación saludable significa comer en forma equilibrada todos los alimentos disponibles, con una correcta selección y un adecuado consumo de los mismos.

Es decir, una alimentación variada asegura la incorporación y aprovechamiento de todos los nutrientes que necesitamos para crecer y vivir saludablemente.

Por otro lado, es importante comer a lo largo del día con moderación, ya que cada uno de nosotros ? de acuerdo a la edad, forma de vida, actividades, etc. ? necesita diariamente cantidades suficientes de cada tipo de alimentos.

Es importante consumir todos los días leche, yogur y quesos, ya que aportan el calcio que nuestro cuerpo necesita para formar huesos, dientes. Ademàs contribuyen a mantener la presión arterial.

Es bueno ingerir diariamente frutas y verduras de todo tipo y color, que aportan vitaminas y minerales. Es preferible consumirlas en crudo dado que al cocinarlas pueden perder sus nutrientes.

Asimismo, se recomienda consumir carnes rojas y blancas, retirando la grasa visible. Son fuentes de proteínas y contienen hierro que facilita el trasporte de oxigeno a todas las células del cuerpo y contribuyen a un buen funcionamiento del cerebro.

Es recomendable preparar las comidas con aceite preferentemente crudo y evitar la grasa para cocinar. Es bueno ingerir variedad de panes, cereales, harinas y legumbres, que aportan la energía necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. A su vez se recomienda disminuir el consumo de azúcares y sal.

Es necesario tomar abundante cantidad de agua durante todo el día y evitar el consumo de bebidas alcohólicas, sobre todo en niños, adolescentes, embarazadas y madres lactantes.


Fuente: Télam | UBA, Lic. Geraldine Lattanzio Departamento de Alimentación y Dietética Hospital de Clínicas "José de San Martín"


Fuente: Télam | UBA, Lic. Geraldine Lattanzio Departamento de Alimentación y Dietética Hospital de Clínicas "José de San Martín"





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad