Tuesday :: 02 / 09 / 2014

AdemásEMPLEO | BUSCÁ TU CARRERA | BLOGS | CURSOS | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Noticia

Expertos de la UNC identifican las zonas inundables de la ciudad


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) hicieron un relevamiento para determinar cuáles son los sectores del ejido urbano de la capital que corren más riesgo de anegamiento. Los más afectados son los barrios del noroeste, suroeste y sur. Los datos obtenidos permitirán planificar el crecimiento de la ciudad y prevenir inundaciones.

En los próximos días comenzarán a registrarse las primeras precipitaciones y, con ellas, los riesgos de anegamiento y el ascenso de la capa freática en algunos barrios de Córdoba. Éstos y otros peligros que trae la época de lluvias en la ciudad están contenidos en una carta de amenaza elaborada por la cátedra de Fotogeología y Teledetección de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la UNC.

Según Francisco Quintana Salvat, doctor en geología y uno de los autores del diagnóstico, "el documento contiene los distintos grados de peligrosidad por inundación, erosión acelerada y anegamiento dentro del departamento capital".

Se trata de una herramienta útil para planificar la ciudad y el emplazamiento de nuevos barrios y complejos industriales, ya que jerarquiza y zonifica las diferentes amenazas. También identifica los lugares donde es necesario iniciar obras de desagüe y aliviar la situación a la que se ven expuestos los vecinos de distintos sectores de la ciudad.

"El ejido urbano de Córdoba, con sus más de 560 kilómetros cuadrados, es uno de los más grandes del mundo", explica el geólogo al tiempo que advierte que el crecimiento de la ciudad no se realizó de manera organizada y se hicieron barrios en lugares donde no deberían existir.

Esto se evidencia cada vez que las precipitaciones de alta intensidad en períodos cortos -una o dos horas-, usuales en la época estival, anegan los sectores noroeste, suroeste y sur de la ciudad. En Villa Libertador, Carbó, Santa Rosa, Comercial y Mirizzi se suma el hecho de que la capa freática (primer nivel de agua subterránea) está muy cerca de la superficie, por lo que además de anegarse sufren el colapso de los pozos negros.

Los problemas de estos barrios se deben a las condiciones naturales del terreno donde están emplazados, y son afectados por las lluvias que caen dentro y fuera de la ciudad (Sierrita de Malagueño y Los Cerrillos) y escurren hacia la urbe buscando llegar al Río Suquía.


El peligro del río

Los barrios ubicados a la vera del Río Suquía están expuestos a las inundaciones fluviales, también frecuentes en el verano. General Paz, San Vicente y Junior son algunos de los sectores construidos sin respetar la línea de ribera (extensión máxima de un río en tiempos históricos).

"Esto sucede, sobre todo, porque nunca se definió hasta dónde llega y, dentro de ella, no se puede construir absolutamente nada. Es un área que tendría que estar reservada solamente para un parque lineal", apunta Quintana Salvat.

Frente a estos riesgos, los investigadores elaboraron una serie de recomendaciones orientadas a prevenir futuras complicaciones. En el caso de los problemas de anegamiento, propusieron construir un canal periférico de evacuación, paralelo a la avenida Circunvalación y por fuera de ésta, para que proteja los barrios naturalmente anegables. "Esos drenajes desembocarían en el cauce del Río Suquía, aguas abajo del ejido urbano", precisa el geólogo.

También sugirieron obras de desagüe pluvial y cloacal, mientras que para el peligro de las inundaciones señalaron que es fundamental determinar la línea de ribera e impedir nuevas construcciones que la invadan, así como elevar los tramos inundables de las avenidas Costanera Norte y Sur.


El estudio

La "Carta de peligrosidad de inundación, erosión y anegamiento para acciones de prevención para la ciudad de Córdoba" fue elaborada por los geólogos Francisco Quintana Salvat, Osvaldo Barbeito y Rubén Menso.

Realizaron estudios geológicos y geomorfológicos con imágenes satelitales y fotografías aéreas. Esto les permitió conocer cómo fue el crecimiento de la ciudad, hacia dónde, y en qué lugares se ubicaron los distintos barrios y cómo los afecta el diseño del drenaje natural.


Los barrios más afectados

De acuerdo a los resultados de la investigación, los sectores de la ciudad que corren más riesgo de anegamiento son: Sacchi, Carrara, Ameghino Norte y Sur, Las Flores, Residencial San Roque, Los Granados, Las Violetas, Parque Vélez Sársfield, Altos de Vélez Sársfield, Residencial Vélez Sársfield, Iponá, en buena medida Ciudad Universitaria y Santa Isabel I y II sección.


Fuente: prensa UNC


Fuente: prensa UNC





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad