Wednesday :: 20 / 08 / 2014

AdemásEMPLEO | BUSCÁ TU CARRERA | BLOGS | CURSOS | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Noticia

El desarrollo de la educación técnica media y superior


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

  • Lic. Rafael Omar Cura
    Profesor Titular de Política y Legislación Educativa.
    Universidad del Museo Social Argentino (UMSA)

    La Educación Técnica y la formación en las Profesiones es un estrategia fundamental por su gran vinculación con el Sector socio-productivo, para el desarrollo de la población de una Nación. Educación, producción, profesiones y economía son aspectos que se articulan para que las sociedades puedan crecer en beneficios de calidad de vida y promover el desarrollo humano y social.

    Todos los países desarrollados cuentan con una intensa estructura educativa orientada a la formación técnica y profesional. Así lo reflejan desde países asiáticos como Corea del Sur y Japón, pasando por los europeos Alemania y Francia hasta los anglosajones Canadá y Estados Unidos. En Alemania, muchísimos jóvenes desarrollan una educación media y superior técnica, fuertemente vinculada con el sector empresarial, de alto nivel y con una actualización continua, durante todo su desarrollo profesional.

    La educación técnica incide enormemente en el campo laboral y en el desarrollo regional, ya que vincula a los estudiantes estrechamente con ámbitos de prestación de servicio especializado, y, por otro lado, promueve y fortalece el crecimiento productivo de la región en la cual está inserta, pero abierta también al mundo.

    La República Argentina dispone de todas las condiciones para un gran desarrollo de la Educación Técnica, por las riquezas naturales, la estructura formativa a nivel nacional, el desarrollo de empresas de diverso tipo en todas las regiones del país y una historia importante, con épocas a imitar. En este sentido, nuestro país, tuvo un gran modelo de desarrollo industrial en la década de los 60?, entre los mejores en América Latina. Hoy, vuelve a tener todas las condiciones y hay que hacer posible una nueva etapa de su desarrollo.

    Los organismos internacionales de educación como UNESCO y OIT , entre otros, promueven el fortalecimiento de este sector, por su incidencia en el desarrollo social y el impacto en la calidad de vida al generar trabajo y producción genuina, a través de la educación.

    Argentina presenta, en este momento un crecimiento en su producción y en sus servicios, pero se tiene conciencia aún de los niveles de desempleo y de trabajo precario con el que se cuenta. Por otra parte, el crecimiento industrial reclama más profesionales capacitados y sumamente actualizados. En este sentido, la Educación Técnica es una estrategia fundamental hacia futuro en tanto atiende demandas de tipo socio-laborales fundamentales.

    Para el desarrollo de la Educación Técnica en nuestro país es necesario:


  • Articular los niveles del sistema educativo con los sectores socio-productivos de las regiones.
  • El Consejo Nacional de Educación-Trabajo y los organismos fundamentales deben profundizar sus estrategias conjuntas con planes sostenidos a mediano y largo plazo (5/10 años).
  • La formación debe comenzar desde la Educación Básica, con el desarrollo de capacidades y competencias generales orientadas a las profesiones.
  • La Educación Media se debe profundizar la formación en capacidades y las orientaciones profesionales, con planes adecuados a cada región.
  • La Educación Superior Universitaria y no Universitaria debe conformar planes de formación en las profesiones con gran articulación entre académicos y profesionales, generando experiencias formativas de gran pertinencia.
  • Las instituciones educativas, las empresas, el Estado y otras organizaciones deben lograr profundas articulaciones en cada región, para brindar una formación analítica-conceptual y práctico-técnica basada en residencias, pasantías, prácticas, proyectos.
  • Fortalecer la actualización permanente en el desarrollo de la carrera docente de los profesores técnicos de todos los niveles educativos.
  • Organizar nuevos planes de estudios en función de nuevas expectativas en el orden regional (Mercosur) y del mundo.
  • Efectuar planes de equipamiento y mejora continua de las instituciones medias y universitarias en las carreras técnicas.
  • Vincular estrechamente el sistema de investigación científica al desarrollo de la articulación entre el desarrollo socio-productivo y los sistemas educativos.


    Fuente: prensa UMSA


  • Fuente: prensa UMSA





    RSS   


    Comentarios para esta noticia

     

    Publicidad