Tuesday :: 29 / 07 / 2014

AdemásEMPLEO | BUSCÁ TU CARRERA | BLOGS | CURSOS | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Noticia

El Hospital de Clínicas de la UBA ofrece orientación vocacional

El Programa de Adolescencia ofrece a los jóvenes un servicio interdisciplinario para guiarlos en una elección difícil. Uno de los factores que inciden en la deserción universitaria es el cambio de carreras y la falta de un plan de orientación vocacional en el secundario


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

La atomización del menú universitario, el dilema entre vocación personal y carrera rentable, la situación económica, la escasa motivación y la falta de entrenamiento para elegir son apenas algunos de los problemas que deben sortear los jóvenes a la hora de optar por una carrera o actividad. Esta elección ?que suele hacerse alrededor de los 17 o 18 años- puede ser un verdadero problema para algunos adolescentes que llegan a sentirse paralizados.

Los estudios sociológicos señalan que "el trabajo es al adulto lo que el juego es al niño", de allí la importancia que reviste la elección de una carrera. "El trabajo no es solo un medio de supervivencia, es también un instrumento para favorecer el desarrollo personal", explica la licenciada Stella M. Calvo, especialista en Educación y responsable del consultorio de Orientación Vocacional del Programa de Adolescencia. "La actividad que realizamos debe producirnos placer porque cuando lo único que provoca es frustración y angustia comienza a afectar nuestra calidad de vida y -por consiguiente- la salud".

Si bien la Ley Federal de Educación incorporó la llamada "Educación para el Trabajo" en los distintos niveles, no existe -de manera formal- un ciclo o programa que prepare a los jóvenes para elegir una carrera y esto queda librado al interés y posibilidades de cada escuela.

Requerida sobre el vínculo entre los actuales índices de deserción universitaria y la elección vocacional, Calvo afirma: "hay estudios que indican que existe una relación entre estas dos situaciones. Los adolescentes no siempre están preparados para elegir desde lo vivido y aprendido en la escuela, o puede ocurrir también que la carrera que inicien deba ser reconsiderada a la luz de la experiencia una vez iniciados los estudios, lo que no debe considerarse una equivocación sino una nueva oportunidad para elegir con mejor criterio y con mayor afinidad en relación a sus intereses y aptitudes, y no solamente por mandatos familiares y sociales, por ejemplo.

En estas edades y con la extensión de la expectativa de vida es muy difícil tener por seguro que se quiere ser a lo largo de toda una vida, como algo cerrado. Mas bien deben ser ayudados a pensar su elección vocacional como un proceso a lo largo de toda la vida, como un proyecto personal..."

Por esto, dejar una carrera no deberá ser entendido como un fracaso, opina la especialista: "Nosotros entendemos que esa persona, en ese momento, estaba capacitada para hacer esa elección y no otra. Es una señal positiva en el sentido de que el individuo se atreve a cambiar y resignificar su objetivo".


Cuándo consultar
Durante el último ciclo del Polimodal (4° o 5° año de secundario), los estudiantes suelen definir la que va a ser su carrera o futura ocupación. En este sentido, la consulta deberá hacerse cuando, puestos a elegir, los estudiantes sienten que no pueden hacerlo solos.

El consultorio de Orientación Vocacional que desarrolla el Hospital de Clínicas es un espacio de reflexión que consta de 8 encuentros con una frecuencia semanal de 1 hora de duración.

La participación puede ser grupal o individual y entre las actividades que se proponen a los jóvenes, los orientadores sugieren entrevistas exploratorias con profesionales en ejercicio y estudiantes de la carrera. "Los jóvenes que llegan al consultorio pueden tener una idea, una fantasía, una ilusión de lo que implica ser abogado, publicista o médico, pero muchas veces el ejercicio de esa profesión podrá incluir compromisos que no estarán dispuestos a asumir. También puede ocurrir que este recurso entusiasme definitivamente al joven".

Pero la vocación no parece ser algo acabado y en esto tienen que ver las reorientaciones en de cada profesión. A partir de una carrera pueden elegirse caminos alternativos para orientar el desarrollo hacia intereses más específicos.

En este sentido, el Programa de Adolescencia del Hospital de Clínicas no solo trabaja para orientar la primera elección, sino que se ocupa también de asesorar a aquellos jóvenes que no encuentran todo lo que buscaban en la opción elegida y sin embargo desean continuar en ese mismo sentido.

Los turnos en el servicio de Orientación Vocacional del Hospital de Clínicas pueden solicitarse personalmente de lunes a viernes de 8 a 12 horas en el Programa de Adolescencia del Hospital de Clínicas (Avda. Córdoba 2351, Planta Baja); o telefónicamente al (011) 5950-8475/76 en los mismos días y horarios.


Fuente: Prensa Hospital de Clínicas


Fuente: Prensa Hospital de Clínicas





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad