Noticias

El 70% de los emprendimientos fracasan antes del tercer año

      
Fuente: Shutterstock

Un estudio realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reveló que 7 de cada 10 nuevos negocios fracasan antes de cumplir el tercer año de vida. Pero, ¿a qué se debe esto? Especialistas sostienen que este hundimiento se puede deber a la falta de asesoramiento y capacitación de los jóvenes, y además a las dificultades existentes para acceder a créditos bancarios blandos.

 

 

Lee también
» 8 frases inspiradoras para que te animes a emprender
» 8 tips para emprender en Argentina
» 5 signos de que estás listo para emprender tu propio negocio 

 

 


El presidente de CAME Joven Javier Montalbetti, quien dio a conocer estas conclusiones preocupantes, también sostuvo que la mayoría de las empresas que fracasan son emprendimientos de jóvenes empresarios, más que nada de los rubros turismo, comercio y servicios.


No obstante, resulta preciso señalar que aunque el país no se encuentre en la mejor situación a nivel económico, los momentos de crisis también pueden motivar los nuevos emprendimientos, ya que existe una necesidad de crear negocios novedosos que amplíen la oferta de empleo.

 

¿Por qué fracasan?

Montalbetti mencionó como principal causa del desmoronamiento de las empresas a la falta de financiamiento y al precio elevado de las tasas: actualmente para otorgar créditos se cobra el 48% anual.


Asimismo, existe una ignorancia sobre herramientas que pueden contribuir al buen accionar de los emprendimientos, tales como las líneas de créditos específicas a tasas bajas, el asesoramiento legal o la capacitación específica.


 

¿Qué actitudes deben tener los emprendedores?

Así como  hay actitudes que un emprendedor debe evitar, hay cosas que no puede dejar de hacer:

1. Tener consciencia de los puntos flojos del negocio

Aunque una de tus tareas consiste en vender tu idea y tu nuevo negocio, es necesario que tomes en cuenta a la competencia, el esquema de costos, los nichos de mercado, y que seas consciente de las dificultades que pueden presentarse en la comercialización, así como de los puntos débiles de tu emprendimiento.

2. Convertite en un vendedor

Por más que no te guste vender, tenés que saber que es sumamente necesario que sepas los beneficios de tu negocio y, cómo convencer a los clientes de que lo que estás ofreciendo es bueno.

3. Un plan de negocio

Si  bien elaborar un plan de negocio no significa que el emprendimiento vaya a ser exitoso, te permite saber cuál va a ser tu público objetivo, cuál va a ser el costo de tu producto, de dónde sacarás el dinero y de qué vivirás.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.