Noticias

¿Cómo la automatización cambiará el perfil laboral del futuro?

      
La formación es lo más importante para poder competir con los robots por el empleo
La formación es lo más importante para poder competir con los robots por el empleo  |  Fuente: Shutterstock
  • El proceso de automatización llevara a que cada vez más tareas sean realizadas por robots y máquinas.
  • Los trabajadores deberán reajustar sus perfiles para conservar sus empleos.
  • Los expertos aseguran que la automatización quitará puestos de trabajo, pero también los creará.

Proceso, etapa o revolución, lo cierto es que la denominación no importa a la hora de ver los efectos, pues la automatización es una realidad que ya está cambiando la forma en que empresas y trabajadores se vinculan con el empleo.

El auge de nuevas tecnologías y la constante creación de máquinas y software capaz de realizar tareas que hasta el momento realizaba el hombre es una realidad. Países como Japón y Estados Unidos están liderando el cambio que llevará a las industrias a una nueva revolución.

Como en toda situación de cambio, solo aquellas empresas y trabajadores que se adapten a las nuevas condiciones laborales sobrevivirán a este proceso.

De hecho, de acuerdo a un estudio que realizó el Instituto Global McKinsey, entre 75 y 375 millones de personas deberán hacer cambios en su perfil profesional antes de 2030. Estos cambios, evidentemente, tendrán la finalidad de ajustarse al nuevo escenario laboral que generarán la digitalización y robotización de los empleos.

¿Qué oportunidades de competir con las máquinas tienen los humanos? ¿Alcanzará el empleo para todos? ¿Cómo adaptarse para sobrevivir? ¿Qué cambios se debe hacer en el perfil profesional? Por el momento, hay más preguntas que respuestas.

Insertá tu Currículum y apuntate a cientos de empleos

Registrate gratis

Perfil laboral del futuro

Si bien al tratar la temática lo más urgente es atender a la pérdida de puestos de trabajo y lo que eso implicará tanto para empresas como para trabajadores, corresponde decir que no es la única cara de la moneda.

Las industrias, al igual que los profesionales, están en constante adaptación para mantenerse al día con las exigencias del mercado. La actualización que demanda la automatización es de mayores dimensiones, sí, pero no por eso imposible.

Así como determinados puestos de empleo vinculados a trabajos manuales que pueden ser automatizados se perderán, otros tantos se crearán.

Para que existan robots, es necesario tener ingenieros electrónicos, expertos en informática, programadores, matemáticos, diseñadores... Es decir, para ajustar su perfil profesional a las exigencias del futuro, los jóvenes estudiantes deberán optar por formarse en las denominadas Carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

La formación en competencias digitales también será esencial para el futuro del trabajo. Lo es ahora, pero lo será todavía más.

Los robots necesitarán ser programados y orientados para hacer su trabajo, por lo que es posible esperar que aquellos trabajadores de cualquier área que posean conocimientos de Inteligencia Artificial o Robótica tendrán mayores posibilidades de conservar sus empleos.

También es importante destacar que, si bien el avance de la Inteligencia Artificial ha sido notorio en los últimos años, todavía existen algunos rincones a los que esta tecnología no ha logrado llegar.

La ética y la empatía son dos claros ejemplos de facultades típicamente humanas, que las máquinas hasta el momento no han logrado alcanzar y por lo tanto no podrán suplantar a los profesionales que trabajen en base a decisiones éticas o acciones empáticas. 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.