Noticias

Cómo preparar un examen: estrategias para aplicar durante la evaluación

           Autor: Agustina Ciancio
Fuente: Shutterstock

Los exámenes universitarios no están pensados para que demuestres todo lo que sabés, sino de que podés racionalizar esa información para elegir lo más adecuado y emplearlo en distintos contextos. Por eso, la instancia real de la prueba es un momento crucial para su aprobación, porque tenés que volcar todo lo aprendido pero de manera organizada para dar con la respuesta justa, que muchas veces implica renunciar a algunos puntos que estudiaste. Aprobá tus exámenes utilizando algunas de las estrategias que reunió el portal informED con el objetivo de que las apliques durante la evaluación, así como consejos aplicables a cada tipo de prueba.




Consejos específicos para cada tipo de examen

Múltiple opción

Consiste en elegir una respuesta para una pregunta concreta, entre un menú acotado de posibilidades. Para seleccionar una, podés pensar en cuál es la que mejor responde a la pregunta o al revés, eliminar las falsas hasta que obtengas le verdadera. Nunca pierdas demasiado tiempo en una sola pregunta porque suelen tener el mismo valor en puntuación.


Ensayo largo

Subrayá las partes clave en la consigna del ensayo, resolviendo la respuesta en una oración a la que deberás dirigirte durante toda la redacción. Es una forma de seguir el hilo, ya que el ensayo siempre defiende un argumento. Además, deberás anotar los distintos puntos que tocarás para justificar tu premisa.

Una vez que resolviste los lineamientos de contenido, organizá la estructura. El ensayo deberá contar con una introducción que exponga el argumento y en el desarrollo explicarás los puntos elegidos como evidencia. Terminá el examen con una conclusión que refuerce tu argumento pero nunca incluyas nuevos datos en el final.

Cada palabra escrita deberá ser necesaria, por lo que es imprescindible que no abuses de los conectores. Omití los gerundios y los tiempos verbales compuestos que entreveran al lector sin aportar significados cruciales.

La elección de palabras es fundamental porque “observar” y “analizar” podrían utilizarse como sinónimos en algunos casos pero no poseen el mismo significado. De hecho, ningún término es exactamente igual que otro, así que utilizá el más apropiado conforme a lo que quieras expresar.


Ensayo corto

Es un texto argumentativo de pocos párrafos que defiende una idea con las evidencias más importantes. Si bien los consejos para el ensayo largo son aplicables a uno de menos longitud, en este último se evalúa la selección de evidencias para ver si podés identificar las imprescindibles.

Una buena manera de practicar este tipo de escritura es incorporarla a tu rutina de estudio redactando ensayos cortos sobre algunos de los temas del examen. Te ayudará a desarrollar confianza cuando te enfrentes a esta prueba particular que requiere de varias destrezas combinadas.

 




1. Dedicá unos pocos minutos a leer las instrucciones cuidadosamente para hacer exactamente lo que te piden.


2. Identificá el tipo de modalidad de la evaluación para determinar cuánto tiempo te llevará cada sección, ya que podría combinar ejercicios prácticos, preguntas de múltiple opción, temas abiertos para desarrollar o consignas concretas que se resuelven en un par de renglones.

3. Empezá por los temas que comprendas mejor o hayas estudiado más, así te asegurás algunos puntos antes de intentar hacer aquellos que no tenés tan claro.

4. Tomá pequeños descansos respirando profundamente. Estás expuesto a una gran presión y necesitás mantener el control para que tu mente siga perfectamente oxigenada hasta el final.


5. Evitá saltearte las que te generan dudas cuando se trata de múltiple opción. Es mejor que marques una opción tentativa y vuelvas más tarde a revisarla, que omitirla.

6. Perdé el miedo de modificar algo que ya hiciste. La primera idea que te invade para contestar, generalmente es la correcta pero de todas formas los cambios pueden mejorarla.

7. Tené en cuenta de que si tu respuesta es parcialmente verdadera o lo es bajo ciertos parámetros, entonces probablemente no sea correcta.

8. Analizá la pregunta pero no inviertas excesivo tiempo en ello porque puede marearte. En su lugar, subrayá las ideas clave y fíjate cómo se relacionan las partes marcadas.

9. Confiá en tus sensaciones, cuando el conocimiento no alcanza o no podés recordar el punto que clarifica la respuesta, los presentimientos pueden indicarte el camino.

10. Centrá tus esfuerzos en completar las propuestas, lo cual implica estar tranquilo. Para ello, es preciso que te alejes del resto antes de ingresar al salón porque la ansiedad es contagiosa.

11. Dirigí tu mente hacia las fortalezas en lugar de las debilidades, es mejor tener un par de respuestas bien armadas y una menos preparada que tres hechas a medias. Lo que olvidaste, no lo recordarás en esas dos horas de gran esfuerzo mental.

12. Seleccioná un asiento con buena iluminación, llegando a la sala de evaluación con suficiente antelación.

13. Utilizá la parte de atrás de la prueba para realizar esquemas antes de comenzar a responder o solicitá una hoja extra como borrador, que podés entregar junto al examen.

14. Actuá contra el pánico cuando aparece una pregunta que no esperabas. Pensá en todo lo que trabajaste en clase para intentar brindar una respuesta parcial y generar algunos puntos.

15. Averiguá si existe penalización por preguntas incorrectas para centrarte solo en lo que estás seguro.

16. Hacé un esquema en el margen cuando se trate de preguntas de ensayo, no solo para tener claro lo que escribirás, sino para mantener la legibilidad del texto sin borrones.

17. Dejá unos minutos al final de la prueba para leer tus respuestas y corregir lo que sea necesario.


Técnicas y hábitos de estudio que te lleven al éxito académico (EBOOK)

Una guía para todo estudiante universitario que buscan tener un paso exitoso por la universidad.

Contiene recursos, consejos e ideas para que el alumno pueda rendir al máximo y obtener los mejores resultados académicos.

Ebook sobre técnicas y hábitos de estudio para la universidad



Tags:
Agustina Ciancio

Agustina Ciancio

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, inclinada hacia la búsqueda de oportunidades para fomentar la ciudadanía informada.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.