Noticias

Cómo preparar un examen: estrategias para aplicar antes de la evaluación

      
Fuente: Shutterstock

El momento previo a una evaluación es el más estresante porque genera ansiedad sobre qué preguntas te harán, qué temas cobrarán mayor relevancia y qué tan apto estás para transmitir todo lo que aprendiste. Aprendé a organizarte con los siguientes tips sobre cómo preparar un examen y aprobá las materias de febrero para que habiliten tu inscripción en todos los cursos del primer semestre lectivo de 2017.







1. Revisá regularmente el plan de estudios para determinar la incidencia de la asignatura en tu carrera, si es previa de otra materia y dónde se coloca el éfansis.

2. Averiguá cuántos compañeros rendirán ese día sobre el promedio de estudiantes anotados en la clase, lo que podría arrojar una idea de la dificultad de la evaluación. Es útil cuando los exámenes no son obligatorios.


3. Estudiá en períodos cortos y seguidos en lugar de interminables jornadas que producen agotamiento.

4. Jugá a predecir las preguntas del examen, intentando darles respuesta y estableciendo un orden de prioridad para cada punto de un tema. También podés aplicar principios y teorías que resuelvan problemas relacionados que no fueron cubiertos en clase.

5. Elaborá tarjetas de memoria en notas adhesivas o programas informáticos que contengan los aspectos principales de un tema. Alterá su orden y fíjate qué podés recordar.

6. Formá pequeños grupos de estudio para compartir explicaciones sobre los conceptos o ejercicios más complejos.

7. Rehacé todos los ejercicios viejos que puedas o pruebas de práctica que consigas en la fotocopiadora de tu facultad. Los grupos de Facebook de cada generación también son buenas fuentes para ampliar el material.

8. Leé todas las notas de clase que hayas recolectado sobre el tema.

9. Elaborá una lluvia de ideassobre los puntos que sos capaz de trabajar sin material de apoyo y aquellos que aún precisan mayor esfuerzo para retenerlos.

10. Buscá copias de pruebas parciales que hayas hecho para refrescar en dónde estuvo el énfasis cuando se evaluaron los mismos temas que tendrás en el examen global.

11. Escribí una lista de las tareas necesarias y los plazos que estimás para cada una, de modo que puedas tachar las que compeltás.

12. Evitá la procrastinación relajándote unos minutos y jerarquizando tus prioridades, para solucionar primero lo que más te preocupa de modo que tu mente pueda concentrarse nuevamente.

13. Incluí textos complementarios que no leíste, solo si considerás que tenés tiempo de hacerlo y omitiendo partes irrelevantes del texto.

14. Recitá el material apenas termines de leer cada sección, para procesar la información antes de atacar datos desconocidos u olvidados.

15. Integrá las notas de clase, los recursos gráficos, tus diagramas y esquemas en un solo resumen que englobe todo lo estudiado sobre el punto.

16. Creá un resumen por cada sección, concentrando lo principal para que funcione como un organizador. Será más fácil de estudiar y de recordar los detalles que volcando una masa de contenido sobre la hoja.

17. Repetí regularmente en lugar de hacerlo masivamente el día anterior del examen. La recordación solo es posible si se practica.

18. Hacé un repaso general antes de dormir porque el sueño ayuda a fijar lo que aprendiste en el día.

19. Utilizá varios métodos para el procesamiento de la información, porque cuantas más vías estén implicadas, más fácil es recuperar los datos después. Escribí a mano, filmá, grabá o aplicá otras maneras de retención.

20. Practicá lo que vas a hacer en la prueba: ejercicios de matemática, conjugar verbos, completar textos en inglés. Trabajar sobre las tareas que se solicitan en el examen te infunde confianza cuando llega el momento, porque vencés el miedo al primer enfrentamiento.

21. Participá en cualquier sesión de revisión que esté disponible, como foros de discusión o clases de consulta, grupos de Facebook o cadenas de correos electrónicos con respuestas.

22. Dormí como lo harías normalmente. Quedarse toda la noche estudiando solo deteriora tu capacidad de atención.

23. Corroborá que tu despertador esté configurado a una hora que te permita llegar al examen con tiempo. Asegurate de que te levantarás pidiéndole a familiar que te despierte o a un amigo que te llame.

24. Llevá todo lo que necesitás para el examen: lápices, gomas, sacapuntas, dos bolígrafos con tinta del mismo color, corrector, calculadora, pilas de calculadora u otros elementos que vayas a usar.

25. Centrá tu mente en la tarea que debés cumplir, porque si te invaden pensamientos sobre lo que significa ese examen para vos, qué pasa si lo perdés u otros asuntos que no se vinculen directamente con la ejecución, tu rendimiento bajará.




Técnicas y hábitos de estudio que te lleven al éxito académico (EBOOK)

Una guía para todo estudiante universitario que buscan tener un paso exitoso por la universidad.

Contiene recursos, consejos e ideas para que el alumno pueda rendir al máximo y obtener los mejores resultados académicos.

Ebook sobre técnicas y hábitos de estudio para la universidad




Tags:
Agustina Ciancio

Agustina Ciancio

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, inclinada hacia la búsqueda de oportunidades para fomentar la ciudadanía informada.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.