Noticias

Cómo evaluar la calidad de una fuente en Internet

      
Fuente: Shutterstock

En Internet existen millones de documentos, a los que se puede acceder con facilidad, pero no existe un procedimiento único que determine con exactitud los pasos que se deben seguir para evaluar la calidad del contenido que se está leyendo. Por lo tanto, la fiabilidad y veracidad de los contenidos será valorada por el usuario a partir del contexto social en el que se encuentre. A continuación, te presentamos algunas herramientas para evaluar la calidad de la información contenida en un sitio web.


Lee también:
5 consejos para identificar información falsa en Internet
5 herramientas para detectar el plagio en trabajos escritos

Si queremos evaluar la calidad de una fuente en Internet, lo primero que debemos hacer al ingresar a un sitio es determinar: las autoridades, las credenciales, la inteligibilidad del mensaje, la independencia, la usabilidad, la imparcialidad, la temporalidad, la utilidad y las fuentes de procedencia del documento.

  • Autoridades

Consiste en identificar el responsable o los responsables del contenido de una página web, que puede ser un individuo, un grupo de personas o una institución. Los responsables colectivos del sitio serán mejor valorados que los contenidos realizados por una sola persona. Además, la página deberá tener una referencia de contacto de la autoridad (correo electrónico, número de teléfono u otros datos).

Preguntas para evaluar este punto: ¿Está claro quién es o quiénes son los responsables del sitio?

  • Credenciales

Será bueno conocer el tipo de actividad que realiza el responsable del contenido o la profesión que tiene. Para este punto, se puede tener en cuenta: el título profesional, el cargo que ocupa, el prestigio que tiene y las certificaciones que pueden avalar la fiabilidad de la información. Siempre que la información sea generada desde una entidad legal y representativa, tendrá mayor credibilidad que cuando provenga de fuentes extraoficiales.

  • Inteligibilidad del mensaje

Será bueno analizar el contenido de la página de acuerdo a la comprensibilidad, el razonamiento, el método científico y la originalidad.


Comprensibilidad:

Todo documento confiable deberá estar escrito de manera correcta tanto ortográfica como gramaticalmente.

Razonamiento:

En el contenido de la página deberá diferenciarse rápidamente la información de la opinión. Además, la información deberá ser verificada con otras fuentes y presentar contenidos similares.

Método científico:

Los contenidos que traten sobre un trabajo de investigación, deberá comprender todos los pasos del método científico.


Originalidad e independencia:

Todo contenido debería indicar si es original o está basado en otras fuentes y materiales. Se debe distinguir entre los textos elaborados por el responsable del sitio y los textos que son citas o fragmentos extraídos de otras fuentes o documentos.

  • Usabilidad y legibilidad

Se define como la facilidad de uso que se le brinda al usuario para moverse dentro del sitio web. En este caso, hay que evaluar si el sitio tiene una estructura clara, un diseño que facilita la navegación por parte del usuario y si sus contenidos se encuentran ordenados lógicamente. Además, será bueno identificar si el sitio es de fácil lectura y navegabilidad. Es decir, si utiliza una buena combinación de colores, tamaños y tipos de letras que permite la fácil lectura del texto en la pantalla.

Preguntas para evaluar este punto: ¿Se incluye un mapa del sitio? ¿Se puede identificar con rapidez la página que se quiere visitar y llegar fácil a ella? ¿Tiene el sitio web una URL correcta, clara y fácil de recordar? ¿Los títulos describen la información? ¿Tiene subtítulos o capítulos? ¿La información está ordenada lógicamente? ¿Es adecuado el tamaño de letra utilizada? ¿La imagen de fondo ofrece un buen contraste con el tipo de letra?

  • Imparcialidad

Las secciones con información deberán estar separadas de los mensajes publicitarios, promociones de productos y servicios o cualquier otro tipo de acción de marketing.

  • Temporalidad

Los textos deben decir la fecha de creación o la última actualización del contenido. Será importante identificar sitios web que tengan información actualizada y evaluar la incorporación periódica de nuevos contenidos. La periodicidad de actualización de la información se deberá evaluar de acuerdo a los contenidos que presenta el sitio.

Otro aspecto positivo para determinar la calidad de una fuente o información de una página, es ver la cantidad de enlaces que nos conducen a otras páginas web. Cuanta mayor sea el número de enlaces que tenga, mejor será la valoración.

Preguntas para evaluar este punto: ¿Se indica claramente la fecha de actualización? ¿Cuándo se realizó la última actualización?

  • Utilidad

La utilidad se puede determinar de acuerdo al formato de los contenidos, si se adaptan a las necesidades informativas del usuario, y a la audiencia final del texto. Cuando el número de consultas de una página es alto, significa mayor aceptación de sus contenidos y le da más valoración a la página. De todas formas, hay que evaluar que la popularidad no esté relacionada con acciones de marketing, promociones o trucos informáticos.

  • Fuentes de procedencia del documento

Hay que evaluar las fuentes utilizadas para armar el contenido que estamos leyendo. La mayoría de las fuentes de acceso a un documento provienen de los buscadores, aunque la mejor opción es cuando se accede desde un centro de documentación, bibliotecas o medios de comunicación. También está bien valorado cuando las páginas de instituciones o sitios web profesionales recomiendan una serie de enlaces sobre el tema. Es importante identificar sitios que manejen con cuidado el enfoque de los diferentes temas, que contengan contenidos válidos y relevantes para el usuario y que hagan un buen uso del lenguaje y la comunicación.

Preguntas para evaluar este punto: ¿Es rigurosa la información que ofrece el sitio? ¿La información se presenta con claridad y tiene relevancia?

 

Como conclusión, es importante no utilizar información que no pueda ser contrastada o verificada por otras fuentes. Es bueno comprobar la fiabilidad de los datos, de acuerdo a la autoridad y acreditación del responsable del contenido, y siempre hay que fijarse que el documento sea original y no una copia o plagio.

 

Cómo elaborar un buen trabajo universitario (ebook)

Manual de normas básicas para elaborar diferentes trabajos académicos.

Ebook - Guía para presentar un buen trabajo universitario



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.