Noticias

Aprendé qué es un hosting, qué tipos de alojamiento hay y cuál es mejor para tu proyecto

      
Fuente: Shutterstock

Si estás pensando en lanzar un proyecto web, lo más normal es que empieces con un proveedor de hosting compartido, ya que siempre estarás a tiempo de contratar servicios superiores. De todas formas, no todos los proveedores ofrecen los mismos servicios y la misma calidad. Así que asegurate que la disponibilidad del servidor que contrates y su velocidad de carga sean satisfactorias. A continuación, te contamos qué es un servicio de hosting, qué diferencias hay entre dominio y hosting y qué tipos de hosting existen para que al momento de elegir, hagas una buena elección. ¡Tomá nota!

Si precisás contratar un servicio de Hosting, conocé Hostgator uno de los más utilizados y mejor conceptuado en el mundo

¿Qué es un servicio de hosting?

El hosting, también conocido como alojamiento web, es un servicio que nos permite almacenar información necesaria para publicar una página web. Es como un disco duro, un espacio de almacenamiento en la nube donde se guarda toda la información de tu sitio web, como fotos, videos, información, etc. Por eso decimos que un host, o el servicio que nos ofrezca el proveedor de un hosting que contratemos, proporciona las tecnologías y servicios necesarios para que un sitio o una página web pueda ser vista en Internet. Luego, cuando un usuario escribe la dirección de tu página web (nombre de dominio), su computadora conecta con un programa que analiza tu búsqueda y la procesa (servidor) para luego elegir tu página web y que aparezca en el navegador que estés usando.

La mayoría de las empresas que ofrecen servicios de hosting te pedirán como requisito contar con un nombre de dominio para poder contratar el servicio. En caso de no contar con uno la empresa te ayudará y te ofrecerá opciones para que compres uno.

 

¿Qué diferencia hay entre dominio y hosting?

No es lo mismo tener un dominio que un alojamiento web. Cuando compras un dominio, lo que adquieres es el derecho a usar un determinado nombre de página web en Internet y que nadie más lo pueda usar. El dominio significa solamente registrar el nombre. Por otra parte, el alojamiento web o hosting es un conjunto de servicios que se pueden usar con cualquier dominio. Al conjunto de servicios puedes contratarlos por partes. Por ejemplo, espacio en un servidor para subir tu web, cuentas de correo electrónico, bases de datos, entre otros. Es decir, que para poder tener una web online se necesita de un dominio y un alojamiento (hosting). Una vez que tenemos las dos cosas, solo se necesita configurar el dominio y enlazarlo al alojamiento contratado.

 

¿Qué tipos de hosting existen?

Existen varios proveedores de hosting y distintas opciones. Estos difieren en el uso de la tecnología y en sus precios. Existen hosting compartido, virtual dedicado, en la nube, entre otros. Saber elegir qué tipo de servidor usar es fundamental para el desarrollo de tu sitio web ya que tiene que adaptarse a las necesidades del proyecto y del presupuesto. A continuación, te contamos cuáles son los algunos de los tipos de hosting que existen en el mercado con el ejemplo de Hostgator, uno de los más reconocidos y utilizados servicios de hosting en todo el mundo.

 

Ideal para compartir un servidor con otras páginas web, sean tuyas o de terceros. Es el servicio más básico y económico ya que generalmente se comparten los costos al poder utilizar las aplicaciones de un solo servidor para varias páginas web. Cada una de las personas que comparta el alojamiento contará con una parte de los recursos totales del servidor.

Ventajas:

  • Es el más económico
  • Es fácil de configurar y de mantener

Desventajas:

  • Un problema con uno de los proyectos alojados puede afectar al resto
  • Menor flexibilidad
  • Al compartir los recursos, la velocidad puede ser más lenta en algunos casos.

 

También lo podés encontrar como Virtual Private Server (VPS, por sus siglas en inglés). Esta opción divide un servidor en varias entidades virtuales separadas creando espacios virtuales independientes con su propio sistema operativo en los que alojar los proyectos. De esta manera, cada usuario tendrá sus propios recursos y podrá configurarlos de acuerdo a sus necesidades.

Ventajas:

  • Mayor flexibilidad y acceso
  • Los problemas con un proyecto no afectan al resto
  • Alternativa económica al hosting dedicado

Desventajas:

  • No dispone de los recursos totales de un servidor, solo de una parte.
  • Cuesta más dinero que el hosting compartido
  • Son más difíciles de configurar y de usar que el hosting compartido

 

Se trata de un servicio de hosting exclusivo para vos, teniendo a tu disposición todos los recursos del servidor ya que no se comparten con otros proyectos. Además, ofrece acceso completo al hardware y al software del servidor permitiendo adaptarlo a las necesidades específicas de tu proyecto.

Ventajas:

  • Mayor flexibilidad y acceso
  • Mayores recursos
  • Mayor seguridad

Desventajas:

  • Puede resultar caro
  • Difícil de configurar y mantener

 

Con esta opción tu página web estará alojada en varios servidores interconectados en la nube. Al estar presente en más de un servidor, si uno fallara el resto compensaría esa pérdida de recursos.

Ventajas:

  • Es más eficiente que el hosting dedicado, los recursos se adaptan a las necesidades del proyecto.
  • Mejor disponibilidad del servidor

Desventajas:

  • Su gestión requiere conocimientos avanzados.
  • Su precio es elevado.
  • Como los recursos son variables, también lo son los precios finales.
  • Transferir datos personales entre países puede tener implicaciones legales.

 

Permite que los clientes se conviertan en quienes administren sus dominios individuales, dependiendo del alojamiento. Los revendedores pueden tener su propio servidor virtual dedicado y ofrecer el apoyo técnico a sí mismos.

 

Una de las opciones más populares que existen hoy para crear tu propio sitio web, es a través de WordPress. En esta plataforma existen dos formas de crear un blog. A continuación, te contamos cuáles son y porqué es importante contratar un servicio de hosting para usar con WordPress.

1. Crear una cuenta en WordPress.com, que es completamente gratis pero limitada. En este caso, el sitio se encuentra alojado en WordPress y se le asigna a tu sitio web un subdominio. Si bien podrá tener su sitio web online gratis, no podrá tener acceso completo a ciertas características de WordPress como por ejemplo, los plugins, o podrán aparecer anuncios en su blog. 

2. La segunda opción y más recomendada, es descargar el software desde WordPress.org e instalarlo en nuestro servidor o servicio de alojamiento web. Así podrás acceder a todas las funciones de WordPress, pero para la instalación y alojamiento del sitio necesitarás contratar un servicio de hosting. En este caso, tendrás que elegir una empresa de alojamiento web e instalarlo vos mismo, además de elegir un nombre para el dominio. Al elegir este sistema, podrás tener el control total sobre tu blog y modificar todo lo que necesites.

 

A continuación y para concluir este tema, te contamos cuáles son los factores que intervienen al momento de elegir un servicio de hosting para tu sitio web:

  • Tasa de transferencia o ancho de banda
  • Cantidad de dominios, subdominios y parking
  • Tecnología compatible
  • Espacio en el disco
  • Características del servidor
  • Panel de control y estadísticas
  • Instalación de scripts o archivos de texto plano
  • Bases de datos
  • Cuentas de email
  • Soporte técnico
  • Servicios de back-up o copia de respaldo


Lee también
5 errores comunes que cometemos en WordPress cuando somos principiantes

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.