Noticias

Los celulares sacan ventaja respecto de las netbooks para usos pedagógicos en las escuelas, según informe

      
Fuente: Shutterstock

De acuerdo a la investigación “Nuevas tendencias de comunicación y participación en las Escuelas 2.0”, realizada por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO)  junto al Instituto Superior de Formación Docente Nº108 de la Provincia de Buenos Aires (ISFD Nº108) para el Proyecto Educación Nuevas Tecnologías, los celulares reemplazaron a las netbooks en el aula y las nuevas tecnologías en el salón de clases mejoraron los vínculos entre estudiantes y docentes.

Lee también
9 libros para docentes sobre el uso de las nuevas tecnologías en la educación
El aula del futuro: 5 cambios que debemos esperar de la mano de la tecnología
10 tendencias en educación con mayor impacto y proyección
15 apps educativas para docentes modernos

La investigación se basó en los cambios de las relaciones pedagógicas en las escuelas secundarias en torno a las nuevas tendencias de comunicación, el vínculo entre docentes y estudiantes a partir de la llegada de las netbook de Conectar Igualdad y el rol que ocupan las redes sociales en la vida de los jóvenes.

El proyecto se llevó a cabo entre junio y diciembre de 2015 y fue financiado por el Centro Interdisciplinario de Estudios en Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva de la República Argentina.

El objetivo principal de esta investigación fue recabar datos para analizar los cambios en los modos de vinculación entre estudiantes y docentes a partir de la inclusión de dispositivos tecnológicos, como las netbooks de Conectar Igualdad, al salón de clase. Además, se registraron los usos tecnológicos que se les da a las nuevas tecnologías dentro del aula.

Las relaciones pedagógicas han atravesado diferentes transformaciones a partir de la incorporación de la tecnología en el ámbito educativo. El 93% de los estudiantes utiliza las computadoras de Conectar Igualdad para realizar tareas escolares. Dentro de las tareas que se realizan con la computadora se destacan la búsqueda de información, presentaciones de trabajo, producción de videos, trabajos grupales, entre otras. De todas formas, los docentes estiman que el uso que se le da a las netbooks de Conectar Igualdad podría ser mejor en términos de cantidad y calidad.

Actualmente, las netbooks de Conectar Igualdad ya no son novedosas y aparecen en competencia con los celulares. Según el estudio, el celular desplaza a la netbook por cuestiones de tamaño y conectividad permanente. La mayoría de los estudiantes y profesores reconocen fallas técnicas de las netbook, lo que provocó que se sustituyan por los celulares. Entre otras cosas, debico a que cuando se demanda por ejemplo la búsqueda de información, pueden resolverlo a través de los celulares con mayor rapidez.

Una de las investigadoras, Graciela Caldeiro, comentó que con el uso extendido que se les da hoy a los celulares, es difícil discernir dónde comienza y finaliza el entretenimiento o lo académico.

Los jóvenes tienen una gran dependencia de los celulares, por eso, la relación entre los docentes y estudiantes se flexibilizó y se rompieron los contratos pedagógicos rígidos. Además, los docentes han ido incorporando paulatinamente esta herramienta a la cotidianeidad del aula.

Según dijo Caldeiro a Télam, “el profesor negocia con los alumnos qué se puede hacer y qué no con el celular en el aula”. Además de cambiar la relación entre estudiantes y docentes, el estudio reveló que la tecnología cambió la forma en que se relacionan los alumnos entre ellos y con la institución en sí, lo que repercutió en la manera de enseñar y aprender.

“Ahora los alumnos utilizan la tecnología para acompañar el proceso del aprendizaje o para resolver la propuesta del docente que quizás no estaba del todo explícita; es un proceso más colaborativo y los alumnos se comunican más”, destacó Caldeiro a la Agencia Nacional de Noticias.

Si bien existen algunos docentes que aún se resisten a estos cambios tecnológicos, la mayoría entiende y promueve a la tecnología como una nueva lógica y herramienta en el aula.

“La brecha generacional y tecnológica no es una situación de conflicto entre docentes y alumnos. Incluso si el profesor no sabe usar la tecnología, el alumno le explica y este hecho sirve para fortalecer los vínculos entre ellos”, indicó la investigadora.

El uso de las nuevas tecnologías  sirve como motivación en el ámbito educativo, pero es posible utilizar las TIC cuando se promueve desde la dirección de la escuela la inclusión de trabajos con TIC en la planificación. Por lo tanto, los espacios educativos se encuentran actualmente influidos por los usos de la tecnología pero existen grandes diferencias en los usos.

Finalmente, entre otras de las conclusiones que dejó la investigación se destaca que el uso de las TIC en clase provocó la creación de diferentes estilos docentes.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.