Noticias

7 hábitos alimentarios para estudiantes universitarios

      
Fuente: Pexels

Adoptar hábitos alimentarios saludables durante la etapa universitaria es un requisito fundamental para sobrellevar las largas jornadas de estudio, evitar el agotamiento, y por su puesto, obtener un rendimiento académico satisfactorio. Justamente por este motivo, a continuación te presentamos 7 propuestas para lograr una alimentación más sana y organizada, que los estudiantes universitarios deberían adoptar.



Técnicas y hábitos de estudio que te lleven al éxito académico (EBOOK)

Una guía para todo estudiante universitario que buscan tener un paso exitoso por la universidad.

Contiene recursos, consejos e ideas para que el alumno pueda rendir al máximo y obtener los mejores resultados académicos.

Ebook sobre técnicas y hábitos de estudio para la universidad

 

 

1. Desayuná todos los días

Como seguramente ya escuchaste, el desayuno es la comida más importante del día, y no deberías saltearlo. ¿Por qué? Esencialmente porque inicia la actividad del metabolismo interno, ya que rompe con el ayuno nocturno que realizamos mientras dormimos. Asimismo, puede determinar las sensaciones que experimentarás durante el el día, tales como el hambre, el cansancio, el estrés y la ansiedad.

 

2. Achicá tus porciones y comé más veces por día 

Este hábito mantendrá los niveles de glucosa en la sangre, y consecuentemente, los niveles de energía y productividad. Contrariamente, si te alimentás con poca frecuencia tu nivel de azúcar en la sangre bajará, y cuando finalmente te enfrentes a un plato, seguramente comerás en exceso.

 

3.Consumí frutas

Además de contener altos niveles de fibra, la fruta posee azúcares complejos, que son digeridos con más lentitud y facilidad.

 

4. Moderá el consumo de cafeína

Contrariamente a la creencia popular, el consumo de grandes cantidades de cafeínapuede atentar contra tu productividad. Lo cierto es que ingerir una cantidad importante de una vez, por ejemplo una taza de café negro, alzará tu energía solo momentáneamente. Si lo que querés es conservar tu potencia durante toda la jornada, deberías consumirla en pequeñas cantidades, por ejemplo, una taza de té verde cada día.

 

5. Preferí las verduras sobre la carne

Las carnes son generalmente altas en grasas y proteínas, por lo tanto, son alimentos de difícil digestión que pueden incluso llegar a obstaculizar la productividad. ¡Y hay evidencia! Una investigación científica publicada en Cientific American demostró que los seres humanos quizá no estamos destinados a digerir la carne, y que nos adaptamos mejor a las dietas vegetariana.

 

6. Mantenete hidratado

El agua para el cuerpo humano es tan importante como la nafta para un auto, ya que posibilita el trasporte de los nutrientes a través de todo tu cuerpo, además de mantener tu concentración y mejorar el funcionamiento de tus órganos. Si no bebés lo suficiente, tu cerebro y tu cuerpo sufrirán las consecuencias: te sentirás fatigado y probablemente sientas dolor de cabeza.

Conocé más beneficios de ingerir esta bebida en nuestra nota 6 motivos para tomar agua apenas te levantás.

 

7. Evitá la comida rápida

Si bien optar por este tipo de comidas pueden ahorrarte bastante tiempo y dinero, las consecuencias en tu organismo y tu mente no son nada positivos. Como ya te contamos en Universia, se ha comprobado científicamente que la ingesta de comida chatarra está directamente asociado con las malas calificaciones.

 

Por su puesto, tampoco deberías olvidar las siguientes recomendaciones:

  • Evitá el cigarrillo y el alcohol.
  • Hace ejercicio regularmente.
  • Descansá lo suficiente.

 

Es importante informarse y aprender cuáles son productos adecuados para incluir en nuestra dieta, por lo tanto, a continuación te presentamos un listado de los alimentos más beneficios para tu mente y cuerpo, según Life Hack:

  • Jengibre: Además de mejorar malestares estomacales, esta hierba tiene propiedades antibióticas y antinflamatorias, y es útil para aliviar dolores de cabeza.
  • Pescado: Este producto contiene ácidos grasos llamados Omega 3, que favorecen numerosas funciones del cuerpo humano, entre ellas, la memoria, la salud cardiovascular y el sistema inmunológico.
El Omega 3 también está presente en las semillas de chía y lino y en las nueces
  • Almendras: Además de ser una excelente fuente de energía, ese fruto seco promueve la actividad cerebral y proporcionan nutrientes al sistema nervioso. 
  • Ginkgo Biloba: Esta hierba es reconocida por sus propiedades antioxidantesantienvejecimiento, pero además, también es útil como potenciador cognitivo, para reforzar la memoria.
  • Huevos: Las proteínas, minerales y vitaminas, principalmente de tipo B, que contienen los huevos tienen gran incidencia en la memoria y el procesamiento neuronal.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.