Noticias

8 formas de ser más sostenible en tu día a día en el trabajo

      
El uso excesivo de dispositivos electrónicos no es, precisamente, una forma de ser sostenible
El uso excesivo de dispositivos electrónicos no es, precisamente, una forma de ser sostenible  |  Fuente: Shutterstock
  • Los entornos de trabajo son ideales para contagiar hábitos de reciclaje y cuidado del planeta.
  • Tanto los trabajadores como las empresas pueden poner de su parte para vivir en un mundo más verde.
  • Cambiando pequeñas rutinas diarias es posible hacer una diferencia, y promover la sostenibilidad poco a poco.

A menudo nos sorprendemos con noticias y cifras que permiten dejar en claro el problema que implica la contaminación para el medio ambiente. Además, vemos con asombro iniciativas que promueven el reciclaje y el cuidado del ambiente, que aunque resultan relativamente alcanzables se presentan a simple vista como imposibles de lograr.

Países en los que la gente no puede caminar por las calles sin utilizar medios de protección para evitar el aire contaminado, cultivos con tóxicos que pueden afectar la salud, limitaciones en la circulación de los automóviles para reducir las emisiones de gases contaminantes… Problemas que son parte del día a día en ciertas naciones, y soluciones drásticas para grandes problemas, que sin embargo, no parecen ser suficientes.

¿Sabés cómo es el trabajo de un Ingeniero Ambiental?

Conocé más sobre esta profesión

El compromiso de los países es vital para reducir el impacto negativo que acciones consideradas del hombre tienen en el planeta. A pesar de ello, no es lo único que se necesita.

Toda persona puede comprometerse para cambiar sus acciones, pensar de forma más sostenible y modificar pequeñas conductas cotidianas que vistas de forma aislada pueden parecer inofensivas pero en el largo plazo implican graves problemas para el ambiente.

¿Querés ser parte del cambio? Te presentamos 8 formas con las que podés ser más sostenible día a día, en un entorno en el que aplicar pequeños cambios resulta sumamente sencillo: el trabajo.

Contagiar actitudes sostenibles a los compañeros de oficina resulta más sencillo de lo que parece, pues destacando la importancia que estas poseen para vivir en un mundo menos contaminado, será sencillo que todos tus compañeros las adopten como propias.

Lo ideal de estas acciones es que, en definitiva, no implican grandes cambios en la rutina o inversiones elevadas, sino que pueden realizarse tan solo tomando conciencia del impacto de ciertos materiales en el ambiente.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.