Noticias

¿Las siguientes frases se repiten en tu cabeza? ¡Debes cambiar de trabajo!

      
Si se planifica con anticipación, la renuncia no debe ser un proceso traumático o negativo
Si se planifica con anticipación, la renuncia no debe ser un proceso traumático o negativo  |  Fuente: Shutterstock
  • Falta de oportunidades de crecimiento, ambientes tóxicos, malas remuneraciones, falta de motivación… Existen muchos motivos para cambiar de empleo.
  • Los trabajadores deben procurar obtener un empleo en el que puedan desarrollarse tanto a nivel personal como profesional.
  • La idea de cambiar de trabajo puede parecer aterradora, pero en algunos casos resulta imprescindible.

El mercado laboral actual se caracteriza por ser variable e impredecible, tanto a nivel de profesioneshabilidades demandadas como de requisitos para encontrar empleo. No todas las empresas buscan lo mismo, o todos los trabajadores tienen las mismas aspiraciones laborales, lo que determina un flujo constante de trabajadores.

La idea de tener un solo empleo para toda la vida es cosa del pasado, esta no se corresponde con las demandas y necesidades actuales de los trabajadores, en especial los de las nuevas generaciones. Sin embargo, en muchos casos la idea de cambiar de trabajo continúa resultando perturbadora para algunos trabajadores.

¿Cambiar de empleo?

Existen diferentes motivos para optar por un cambio de empleo, casi tantos como trabajadores en el mundo. Por ello resulta imposible establecerlos todos.

A pesar de ello, los motivos más frecuentes par cambiar de trabajo son:

  • Falta de motivación.
  • Baja remuneración.
  • Oportunidades de crecimiento nulas.
  • Entorno de trabajo tóxico.
  • Estrés.
  • Problemas de relacionamiento con un jefe, superior o compañero directo.
  • Necesidades de conciliación especiales para con otras actividades.

Estos motivos pueden ser evidentes cada día de trabajo, haciendo que la permanencia en el puesto laboral sea más negativa que positiva para el trabajador. No obstante, la idea de decidirse a renunciar y cambiar de empleo no siempre es sencilla.

La incertidumbre es, en definitiva lo que frena a la mayoría de los trabajadores al momento de dar ese paso. Por lo tanto, muchos se mantienen en sus puestos hasta tener la certeza de contar con otro empleo y por tanto sentir tranquilidad al renunciar.

Pero además, existe otro gran freno que detiene a aquellos trabajadores que en cierta forma manejan la posibilidad de renunciar: la confirmación de que realmente la situación es insostenible, y que por tanto, es realmente necesario cambiar de empleo. Una forma de obtener esta confirmación es analizando los sentimientos que se presentan antes, durante y después de la jornada laboral, buscando la presencia de frases como:

Si alguna de estas frases se presenta en la mente del trabajador entonces la solución es clara: es necesario cambiar de empleo. Incluso aunque este paso sea difícil de dar, aunque la búsqueda de un empleo lleve meses, es momento de decidirse y comenzar a hacerlo pues todas estas frases son simples excusas que pretenden subestimar una situación de incomodidad personal y profesional del trabajador.

A pesar de que las preocupaciones por la salud emocional de los trabajadores se encuentran en crecimiento en algunas empresas, es este quien tiene que velar por su propio bienestar. Y para ello, debe asegurarse de rastrear cualquier discurso tóxico o excusa que lo aleje de una realidad inevitable como es la de conseguir un nuevo empleo en el que las condiciones laborales sean mejores.

¿Cómo conseguir empleo?

EBook: ¿Cómo conseguir empleo?

Esta guía te ofrece consejos que te ayudarán a mejorar tus posibilidades de éxito en el proceso de buscar trabajo.

Regístrate y mejora tus posibilidades de encontrar trabajo



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.