Noticias

5 consejos para relajarte antes de un examen

      
Tomarse un respiro al estudiar es esencial para lograr buenos resultados
Tomarse un respiro al estudiar es esencial para lograr buenos resultados  |  Fuente: Shutterstock
  • El estrés y la ansiedad son sentimientos comunes antes de un examen.
  • Los estudiantes deben aprender a controlar sus emociones para que estas no afecten su desempeño.
  • Obtener un buen resultado en una prueba no solo depende de lo estudiado.

El día se acerca, y aunque estudiaste durante horas sientes como los nervios poco a poco crecen en tu interior. Nadie dijo que dar un examen era fácil, pero... ¿Debería ponerte tan nervioso? La respuesta es no.

Un examen implica una evaluación de lo que sabes, pero al mismo tiempo es una forma de determinar el futuro académico del estudiante. Dependiendo del tipo de prueba que se trate, esta puede determinar la continuidad o no de los estudios, el acceso a una nueva etapa formativa, la obtención o no de una beca, y muchas cosas más.

Por los posibles resultados implicados es normal que esta situación genere nervios. A fin de cuentas, implica salirse de la rutina típica de asistir a clases y escuchar al docente; en su lugar, el estudiante debe volcar todos sus conocimientos respecto a un tema en una hoja. Como todo cambio, genera nervios.

Sin embargo, esta ansiedad no es positiva para el estudiante. Además de los conocidos efectos del estrés en la salud, este puede tener incidencia directa ante los resultados académicos: si estás nervioso te será más difícil estudiar, concentrarte y finalmente aplicar lo que sabes en la propuesta.

¿Tenés un examen que enfrentar? ¡Relajate para rendir mejor! ¿Cómo hacerlo? Con estos 5 consejos que todo estudiante debería seguir:

1) Dormí bien

Una buena siesta antes del examen, o una noche de sueño adecuada pueden hacer la diferencia en el día de la prueba. Te permitirá llegar más relajado, con el cerebro activo y en tu máximo potencial.

Si los propios nervios te impiden descansar bien, siempre puedes recurrir a la idea de acostarte unas horas más temprano de lo habitual para asegurar que la demora en dormirte no afecte tu descanso. También puedes recurrir a trucos para conciliar mejor el sueño, como tomar un té antes de ir a la cama o hacer ejercicio en las horas previas para estar realmente cansado y asegurarte de dormir.

2) Escuchá música

No importa el estilo, ni la canción o el artista que decidas. Que sean tus favoritos, o no, pero escuchar música te hará sentirte relajado y feliz antes de cualquier situación de estrés, especialmente de un examen.

Una buena idea es dejar los momentos previos a la prueba para precisamente escuchar tus canciones favoritas y así entrar motivado a la prueba.

¿Necesitás reforzar tus conocimientos antes de un examen?

Encontrá los cursos que pueden ayudarte a lograrlo


3) Salí a correr

El día antes, o incluso el mismo día de la prueba, hacer un ejercicio como correr dejará tu cerebro más activo y preocupándose menos por el examen que debes enfrentar.

Si hacer ejercicio te funciona para relajarte y quieres aprovechar el efecto de las endorfinas para bajar los nervios, también puedes llegar al examen caminando o corriendo.

4) Practicá Mindfulness

El Mindfulness te ayudará a controlar mejor tus emociones y conectar con tu ser interior. Además, solo necesitas unos minutos de concentración para sentirte completamente relajado.

5) Hablá con tus compañeros

En la mayoría de los casos hablar con los compañeros es la forma perfecta de sacarse las dudas y aflojar los nervios. Lo recomendable es que las charlas sean distendidas y no enfocadas únicamente en el examen sino precisamente hablar de otros temas para relajar la mente.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.