Noticias

¿Cómo mantenerse positivo en el trabajo?

      
Los trabajadores felices son más productivos
Los trabajadores felices son más productivos  |  Fuente: Universia
  • Para enfrentarse día a día a las jornadas de trabajo es necesario tener una actitud positiva.
  • Los trabajadores deben aprender a motivarse para alcanzar la felicidad laboral.
  • Pequeñas actitudes diarias pueden marcar la diferencia entre un trabajador productivo y uno de bajo rendimiento.

¿Te cuesta ir a trabajar? ¿Sufrís por el simple hecho de tener que levantarte para comenzar tu rutina e ir a la oficina? ¿Durante la jornada laboral lo único que te consuela es la inminente llegada del fin de semana? Si es así, necesitas un cambio de actitud ahora mismo.

No es necesario ser la alegría de la oficina o repartir felicidad por doquier. Basta con tener una actitud positiva para que el trabajo no sea tan pesado, y al mismo tiempo, lograr ser más productivo.

Lo creas o no, la forma en que te tomás el trabajo puede impactar directamente en tus resultados. Además, intentar ir a la oficina con buen humor o aprender a apartar las ideas negativas que se generan al pensar en el trabajo, puede ser una excelente forma de reducir e incluso eliminar el estrés laboral, y reducir el riesgo de quemarse en el trabajo.

Nadie quiere tener a un ogro como compañero de oficina, así que, si querés evitar el rechazo constante de tus propios colegas puede ser una buena idea comenzar a tener una mejor actitud.

Cómo empezar a ser más positivo

El primer paso para hacer un cambio de actitud es proponérselo, y para ello, resulta imprescindible reconocer las razones que llevan a esta actitud.

¿Tu jefe te exige demasiado? ¿Tus compañeros te cargan con sus tareas? ¿No estás cómodo con la empresa? ¿El trabajo no es lo que esperabas? ¿La remuneración no te parece acorde? ¿Te pesa demasiado la rutina?

Reconocer lo que te hace sentir mal del trabajo es fundamental para lograr un cambio.

¿Conocés todas las profesiones que podés elegir?

Más info

Mantenerse positivo

Identificar el origen de esta actitud y buscar cambiarlo puede ser una excelente forma de resolver el problema. Sin embargo, es necesario aprender a ser positivo de manera permanente. De otra forma, la situación se repetirá una y otra vez.

¿Cómo mantenerse positivo en el trabajo? Con los siguientes consejos:

  • Ejercitá tu inteligencia emocional, esa que te hace responder de determinada forma a ciertos impulsos. Conocá tus emociones y aprendé a separarlas para que puedas tratarlas de forma más eficiente.
  • Buscá nuevos métodos para hacer tus tareas de manera más eficiente, y así reducir el estrés que puede generar sentir que no llegás a cumplir todo antes del final del día.
  • Mejorá la relación con tus compañeros para asegurarte de que realmente tenés con quién compartir estos sentimientos.
  • Marcá los límites a tu jefe para que no te encargue más de lo acordado. Y si quiere hacerlo, buscá la forma de hacerle entender que al aumentar las tareas es necesario aumentar la remuneración.
  • Buscá el lado positivo de las situaciones antes de amargarte por ellas.
  • Confiá en tus propias capacidades, en que podés lograr lo que te propongas.
  • Ordená tu espacio de trabajo para hacerlo más amigable y productivo.
  • Encontrá motivos para sonreír cada día. Las sonrisas generan un impacto en el cerebro que automáticamente transmite un sentimiento de bienestar que resulta fundamental para mantenerse positivo.

Ninguno de estos métodos es definitivo o milagroso. Requieren de constancia y verdadero compromiso por cambiar una actitud negativa tanto para el entorno laboral como para la propia salud. Pero si no funcionan y de ninguna forma el trabajador pude sentirse cómodo con su empleo, quizá sea momento de pensar en la posibilidad de cambiarlo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.