Noticias

Lo que sabemos y lo que no sobre los agujeros negros

      
¿Qué sabemos de los agujeros negros? ¿Qué nos queda por aprender?
¿Qué sabemos de los agujeros negros? ¿Qué nos queda por aprender?  |  Fuente: Shutterstock
  • Existen diversas teorías sobre la creación y el comportamiento de los agujeros negros.

  • Si te interesa la astronomía, te recomendamos seguir este repaso por la historia de estos fenómenos cósmicos.

  • ¿Cómo surgen? ¿Cómo actúan? ¿Qué pueden decirnos sobre el universo? Paso a paso te explicamos estas y otras características de los agujeros negros.

La Astronomía, más allá de estudiar los cuerpos celestes del universo, busca de alguna forma comprender cómo se formó el mundo. La historia de esta ciencia es casi tan antigua como la del ser humano, por lo que a lo largo de los años ha logrado responder cientos de dudas e interrogantes. Sin embargo, existe un fenómeno cósmico para el que la Astronomía todavía no encuentra una respuesta clara y precisa: los agujeros negros.

Durante años estos fenómenos han intrigado a científicos y astrónomos de todo el mundo, generando un sinfín de teorías e hipótesis que buscan comprender cómo se forman y cómo funcionan estos misteriosos agujeros negros. Comprenderlos, de alguna forma, permitiría comprender el propio origen del ser humano.

¿Cómo funcionan los agujeros negros? ¿Qué incidencia tuvieron en la gran explosión? ¿Realmente permiten acceder a otros universos?

Tratados por infinidad de películas de ciencia ficción, cuentos de terror e historias de viajes al espacio, esto es lo que sabemos y lo que no acerca de los agujeros negros:

 

¿Qué son los agujeros negros?

Técnicamente, los agujeros negros son fenómenos cósmicos cuya existencia se planteó hace muchos años. Incluso el propio Einstein realizó intentos por explicar este fenómeno.

Por lo que se sabe hasta el  momento, los agujeros negros se componen de estrellas muertas. Las estrellas tienen un ciclo de vida, cuando este llega a su fin su material se concentra y genera el campo gravitacional que generalmente identificamos como agujero negro. La fuerza de dicho campo es tan grande que la materia no puede escapar, y por lo tanto se mantiene siempre unida.

 

Investigaciones que pretenden dar luz a los agujeros negros

A pesar de que sus esfuerzos no siempre dan resultados,  los científicos no se rinden y continúan intentando comprender estos fenómenos.

El físico teórico, astrofísico y cosmólogo Stephen Hawking comenzó a teorizar sobre estos fenómenos en 1970, enfocándose especialmente en cómo estos campos pueden atraer material y emitir radiación. Sin embargo, fue recién en 2004 que pudo comprobar algunas de estas teorías, como por ejemplo el hecho de que los agujeros negros no solo pueden destruir materia sino también crearla, y que además funcionan como portales de acceso a otros universos pero no garantizan un retorno.

Actualmente, Savvas Koushiappas y Abraham Loeb de la Universidad de Harvard han publicado un artículo en Physical Review Letters en el que proponen utilizar los observatorios de ondas gravitacionales para observar el comportamiento de los agujeros negros. Esto permitiría, de acuerdo a lo que postulan, investigar épocas hasta el momento desconocidas de la historia del cosmos.

 

¿Por qué intrigan a los científicos?

A pesar de que la historia de la Astronomía es casi tan antigua como la historia del hombre, en lo que respecta a agujeros negros los avances científicos logrados no son tantos como los que se podría pensar que existen.

Las primeras hipótesis respecto a la fusión de agujeros negros se crearon en 1975, sin embargo, recién en 1991 los científicos lograron obtener las primeras pruebas que confirmaban esta fusión.

La primera vez que se captó realmente la fusión de dos agujeros negros fue recién en el 2015, gracias al trabajo del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO) en Estados Unidos. Esto permitió, por primera vez en muchos años, captar las ondas gravitacionales, y con ello se abrieron un montón de posibilidades para estudiar fenómenos que hasta entonces habían sido invisibles o incomprobables a los ojos de los astrónomos.

 

Tal y como repasamos, en lo que a agujeros negros refiere, se postula mucho pero se comprueba poco. Sabemos algunos aspectos sobe cómo se crean y comportan estos fenómenos, pero no todo.

Comprenderlos completamente es de vital importancia para poder entender la historia del universo, y continuar explorando el cosmos, pero de momento todo parece indicar que continuarán como una verdadera interrogante.

¿Te animas a estudiar Astronomía?

Más info


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.