Noticias

Las ventajas de estudiar al aire libre

      
Estudiar al aire libre puede ser muy inspirador
Estudiar al aire libre puede ser muy inspirador
  • Cualquier sitio puede ser bueno para estudiar, sobre todo, si te motiva y ayuda a rendir mejor.
  • Cambiar tus espacios de estudio puede ayudarte a mejorar tu concentración e incentivar tu creatividad.
  • La luz natural, y un paseo entre lecturas, relajará tu cuerpo y mente en épocas de exámenes.

Métodos de enseñanza y de aprendizaje hay muchos, pero lo importante es encontrar el que mejor se adapte a tu forma de ser y a tus necesidades. Por eso, un espacio al aire libre, quizás, pueda ayudarte en algunas etapas de tu estudio.

Puedes pensar que todo son distracciones y ruidos, pero también puedes dar con un “escondite” que te ayude a relajarte y a sentirte cómodo. Si aún no estás muy convencido, aquí algunas ventajas de estudiar al aire libre:

Aire fresco y luz natural

Que estés en época de exámenes no quiere decir que debas de estar encerrado entre cuatro paredes y renuncies a ambientes más distendidos y agradables. Todo lo contrario, salir y disfrutar de espacios al aire libre te motivará para seguir esforzándote.

A nivel anímico y de salud, disfrutar del aire fresco te beneficiará; y por no hablar de la luz natural, la más beneficiosa para la vista.

Aprovecha un día soleado y crea tu espacio de estudio en un parque o jardín tranquilo. Eso sí, intenta ir solo para evitar comentar todo lo que pasa con tus compañeros.

Paseos y dejar que la mente deambule

Si no te acaba de convencer la idea de estudiar fuera de tu sala de estudio o biblioteca, te proponemos otra alternativa:

Acaba tu jornada de estudio media hora antes y usa este último rato del día para pasear y dejar que tu mente se distraiga.

Podrás pensar que es una pérdida de tiempo, pero realmente es un tiempo muy bien invertido. Durante tu paseo puedes hacer un repaso mental de lo que has visto durante el día, pensar dudas que deberías resolver antes del examen y cosas que necesitas repasar.

Disfrutar de un ambiente relajado

Una lectura relajada en un banco puede ser mucho más efectiva que miles de horas sentado en tu mesa de trabajo.

Si eres de los estudiantes que preparan fichas de estudio: ¿qué mejor momento para consultarlas y repasarlas tranquilamente?

Incentivar la creatividad

Salir de la rutina, hacer cosas diferentes y visitar nuevos sitios son sencillas actividades que expanden tu mente y la ayudan a innovar.

Si no das con el enfoque perfecto para un trabajo, o cómo expresar las ideas en las que has estado trabajando: sal y observa.

Como decía Picasso: “la inspiración existe, solo tiene que encontrarte trabajando”.

Estudiar no tiene que ser sinónimo de encierro y reclusión. Disfruta de tu tiempo de formación para descubrir cuales son los ambientes que más te inspiran. Quizás, en uno de estos momentos, surja tu futura vocación.

Consulta otras técnicas de estudio para mejorar tu rendimiento académico.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.