Noticias

Descubre las vitaminas "inteligentes" que ayudarán a finalizar el curso

      
Para aprobar no necesitas estudiar más, necesitas comer mejor.
Para aprobar no necesitas estudiar más, necesitas comer mejor.  |  Fuente: Shutterstock
  • Alimentar al cuerpo con nutrientes en esta última fase del curso o incluso si estás rindiendo exámenes, puede ser de gran ayuda para tus resultados.

  • Largas jornadas de estudio y concentración requieren de un organismo bien nutrido ( y porqué no, de un cabello más brillante, una piel preparada para el sol...).

  • ¡Prueba esta sencilla aportación de alimentos a tu dieta! Hazlo una semana y nos cuentas los resultados, si no funciona, no habrás perdido nada.

El estrés y la ansiedad generados por los exámenes y las largas jornadas de estudio hacen que muchos jóvenes se concentren en estudiar y olviden alimentarse e hidratarse de una forma disciplinada y equilibrada. Esta forma de comer nos puede pasar factura en como rendimos y por supuesto, en nuestra salud en general. Si te alimentas de forma adecuada tus resultados serán mejores, pero además es que tu cabello y tu piel tendrán un aspecto mucho mejor. ¿Vale la pena dejar de comer ciertos nutrientes? No.

Aprender a alimentarse de forma saludable es fundamental para todo momento de la vida, pero al estudiar lo es mucho más:

  • El cerebro es el motor del cuerpo, y para funcionar como debe necesita determinados nutrientes, sobre todo cuando se enfrenta a grandes jornadas de estudio en las que la capacidad de concentración y retención de conocimientos, debe ser óptima.
  • Si no obtiene estos nutrientes, el estudiante se sentirá cansado, con poca energía, irascible y no podrá retener lo que desea aprender. 

Para trabajar con un rendimiento pleno del cerebro, es necesario consumir vitaminas, por eso, queremos enseñarte cuáles son las vitaminas que este órgano necesita y en qué alimentos puedes encontrarlas.

1) Vitamina B1

  • La vitamina B1 hace que el proceso natural de envejecimiento del cerebro sea más lento, y por lo tanto, previere el deterioro de la memoria.
  • También conocida como tiamina, esta vitamina está presente en la mayoría de las carnes, pero fundamentalmente en la carne de cerdo y de pollo. Los frutos secos y cereales integrales también presentan una gran cantidad de vitamina B1.

Consejo: Si tu día necesitará de un rendimiento óptimo de tu cerebro, puedes empezarlo con un desayuno de cereales integrales y hacer una pausa a mediodía para prepararte un sándwich de pollo sencillo y rápido que te permita reponer energías pero sin separarte demasiado tiempo de los libros.

2) Provitamina A o beta-caroteno

  • Conocida como la vitamina de la memoria, esta protege las células del cerebro y agiliza la memoria.
  • Las zanahorias poseen una alta concentración de beta-caroteno, por lo que consumir zanahorias mientras se estudia, puede potenciar la memoria. Esta vitamina además está presente en frutas como el mango y el melón.
  • Los lácteos,como el queso, leche o la mantequilla son una buena fuente de vitamina A. 

Consejo: Prepárate unos buenos licuados de leche con mango a media mañana a o a media tarde.

3) Vitamina D

  • Mejora el estado de ánimo, contribuye a la resolución de problemas y mantiene al cerebro despierto.
  • La vitamina D es un verdadero must para los estudiantes.
  • Y sí, es la misma vitamina que obtenemos al tomar sol, para obtenerla, debes procurar hacer ejercicio al sol.
  • En el caso de los alimentos, esta vitamina está presente en algunos pescados como el atún, el salmón o las sardinas.

4) Vitamina C

  • Encargada de proteger al cerebro de la degeneración, esta vitamina no solo sirve para prevenir resfriados, sino que puede ser de gran utilidad a la hora de estudiar.
  • Una de sus tantas funciones es la de mejorar la absorción del hierro de legumbres como las lentejas, hierro que además ayuda a mantener la atención. Es decir, la vitamina C trae beneficios por sí misma pero también por la forma en que trabaja con otros nutrientes.

Consejo: para incorporar la vitamina C a tu dieta puedes optar por el clásico y delicioso vaso de jugo de naranja fresco. Exprime unas cuantas naranjas a la mañana y consúmelas en el correr de la tarde para asegurarte de mantenerte hidratado y bien nutrido. Mejor aún si lo mezclas con otras frutas en un licuado.

También puedes optar por otros alimentos como las las espinacas, el pomelo, tomate, ananá, brócoli… Básicamente, la vitamina C se encuentra en los críticos y los vegetales verdes, por lo que puedes hacer decenas de combinaciones para consumirla de diferentes formas.

No existe un único alimento capaz de brindar todos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo y del cerebro. Por ello, para alcanzar un estado óptimo de nuestro organismo es importante comer variado y alimentarse con frecuencia.

Si vas a enfrentar un período de exámenes o ya estás en el final del curso, te recomendamos planear tus comidas con anticipación y prepararte para atravesar este momento con tu cuerpo al máximo potencial. Empieza con una dieta saludable los días previos a comenzar tus estudios, elimina las calorías innecesarias y prefiere siempre las frutas y verduras antes que los snacks procesados.

¡Dale a tu cerebro lo que necesita y verás que te sientes más activo y atento para estudiar de la mejor manera!

¿Te interesa la alimentación? ¿Te gustaría ampliar tu conocimiento sobre este tema? Obtén más información y centros de estudios.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.