Noticias

9 errores más frecuentes en las presentaciones

      
Fuente: Shutterstock

Una buena presentación, que sea efectiva, persuada y despierte el interés de la audiencia, requiere de mucho trabajo, sin embargo; no todos siempre logramos nuestro objetivo y nos preguntamos qué deberíamos mejorar para destacarnos más. Para profundizar en este punto, a continuación, veremos algunos de los errores más frecuentes que cometen los oradores a la hora de elaborar y planificar una presentación.

 

Cómo hacer presentaciones efectivas

Ebook - Cómo hacer presentaciones efectivas

Un e-book gratuito que explica cuáles son las principales consideraciones a tener en cuenta a la hora de elaborar una presentación efectiva, que logre despertar la atención del público y que sea recordada.

Cómo hacer presentaciones efectivas


1. No estar lo suficientemente preparado

Muchas de presentaciones que quedaron en nuestro recuerdo por lo atrapantes, conmovedoras y cómo lograron transmitir un mensaje, pueden habernos parecido improvisadas, sin embargo; la realidad indica que fueron preparadas de manera meticulosa durante semanas.

Tener un profundo conocimiento de la información que vamos a presentar nos dará más seguridad y estaremos menos nerviosos frente al público.

 

2. No estar al tanto del equipamiento que hay en el lugar

La tecnología puede fallar cuando menos lo esperás, por lo tanto; es importante ser precavido y tener, en la medida de lo posible, un plan B.

Imaginate que llegás al lugar en el cual vamos a realizar nuestra presentación y el proyector no funciona, la computadora no tiene instalado el programa que utilizás para pasar las diapositivas o hace falta un cable que no tenés en ese instante. Sin dudas, un escenario bastante estresante.

Para evitar este tipo de problemas, es recomendable que averigues qué equipamieno hay en el lugar y en lo posible, que lo visites personalmente y puedas probar primero. Como esto no siempre se puede o aun así surgen imprevistos, se recomienda tener varias copias de tu presentación y guardarlas en distintos sitios, como en el mail, en tu teléfono, etcétera. Intentá exportar tu presentación en un formato que no presente mayores problemas de compatibilidad, ya sea un PDF, un video u otro. Asegurate que el lugar tenga acceso a Internet y/o de tener datos en tu teléfono por cualquier emergencia. Por último, llevá en tu bolso adaptadores, cables o alargues que consideres que alguna vez te pueden resultar útiles.

 

3. No pensar en tu audiencia

Una buena planificación de tu presentación requiere que pienses en las necesidades de tu audiencia. Más allá de lo que hayas preparado, asegurate de interactuar con el público, preguntarles su opinión y darles pie para que den su opinión. Asimismo, intentá antes de comenzar ser claro y explicar de qué vas a hablar, por qué es relevante y cómo está estructurada.

Por otra parte, realizar una buena investigación para averiguar por qué asistirán a tu presentación, qué tanto saben del tema y qué crees que quieren aprender sobre el tema que expondrás. Indagar en las motivaciones de tu audiencia te ayudarán a planificar mejor tu presentación y a establecer mejores conexiones con ellos con preguntas más acertadas, por ejemplo.

 

4. Ser concreto y no poner demasiado texto

Hay que tener cuidado con hablar demasiado y perderse en el camino. De lo contrario, corremos el riesgo de perder la atención del público. Para evitar que esto suceda es importante priorizar el contenido visual por encima del texto y tener clara la estructura de tu presentación; así podrás dividir tu tiempo y saber cuántos minutos debes dedicar a cada tema y cuándo cerrarlo.

A la hora de evaluar cuánto texto colocar, es importante tener presente que no debemos incluir cada palabra que pensamos decir. Será suficiente con poner frases disparadoras que te den pie para explayarte oralmente.  Además, si ponemos mucho texto obligaremos al público a leer y esto hará que pierdas su atención.

 

5. Poco atractivo visual

Cómo vimos en el artículo titulado “cómo hacer presentaciones efectivas”, el impacto visual es, junto con el storytelling, el factor más importante que debemos considerar a la hora de elaborar una presentación. En este sentido, es importante ser claros y concisos, elegir cuidadosamente el tamaño de la fuente para que no sea muy pequeña, utilizar imágenes y colores que hagan estéticamente atractiva la diapositiva pero que también contribuyan a la claridad y legibilidad de la información que exponemos.

 

6. Poco dinamismo y descuidar el lenguaje corporal

Otro error común es estancarse demasiado tiempo en una diapositiva y descuidar el poder de impacto que tiene el lenguaje corporal. Si buscás transmitir un mensaje o sentimiento, el lenguaje corporal es una herramienta más que te puede ayudar a conseguir el objetivo. Por lo tanto, prestá atención a gestos como esconder las manos o meterlas en los bolsillos, cruzar los brazos, balancear las piernas o encorvarte, ya que pueden demostrar nerviosismo o inseguridad. En cambio, apoyate en tus brazos y manos para enfatizar los puntos que consideres más relevantes y destacados de tu discurso.

 

7. Memorizar o leer la información

Si se trata de identificar a un presentador ineficaz, la lectura y los discursos memorizados son las señales más claras. Estas acciones son inconvenientes porque no solo obstaculizan el contacto visual con el público, sino que las palabras pierden naturalidad y los nervios se hacen más evidentes.

 

8. Hablar rápido

Procurá hablar en un tono alto, pausado y claro, de lo contrario, el público no podrá comprenderte y probablemente acabe por aburrirse.

 

9. No practicar lo suficiente

La práctica te dará más seguridad, pero sobre todo te ayudará a realizar una presentación clara y ordenada. Asimismo, como vimos anteriormente, si la tecnología falla tendrías que ser capaz de realizar la presentación por ti mismo, sin la ayuda de Prezi, Power Point o el programa que estés usando.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.