Noticias

6 claves para aprender a trabajar bajo presión

      
Fuente: Shutterstock

El libro "Performing Under Pressure: The Science of Doing Your Best When It Matters Most" (En español, “Trabajar bajo presión: La ciencia de hacer lo mejor cuando más importa") reveló que la diferencia entre la gente común y las personas exitosas no es que este último grupo prospera bajo presión, sino que son más capaces de mitigar sus efectos negativos. Y que además, el manejo de la presión es una habilidad y se puede aprender.

¿Estás capacitado para trabajar bajo presión?

Descubrilo con este test gratuito

 

Nadie tiene un mejor rendimiento bajo presión. Independientemente de la tarea, la presión disminuye notablemente nuestro juicio, toma de decisiones, la atención, destreza, y el rendimiento en todos los ámbitos, profesional y personal.

A continuación, te presentaremos 8 consejos que los autores Hendrie Weisinger y JP Pawliw-Fry sugieren para enfrentar las situaciones de tensión y resolverlas con el mayor éxito posible:

 

  • Recordá que tendrás más oportunidades

No te sientas amenazado por lo que ocurre, ya que esto solo ocasionará consecuencias negativas: deteriorará tu confianza, disminuirá tu atención y sobretodo, agotará tu energía. En lugar de enfocarte en el peligro y los riesgos, interpretá la situación como un desafío.

 

  • Concentrate en la tarea, no el resultado

En primer lugar ocupate por completar tu tarea, luego tendrás tiempo para recibir los comentarios y críticas.

 

  • Preparate para lo peor

Si querés aprender a dominar las crisis, la clave es anticiparte a lo inesperado. Imaginate los escenarios más incómodos y pensá como los resolverías. De esta forma, sabrás como responder y tendrás planes "de respaldo".
 

  • Pensá en tus éxitos pasados

Evoca aquel momento de gloria que te enorgullece  y alentá tu autoestima. Una vez que te sientas confiado tu ansiedad disminuirá y podrás trabajar con más tranquilidad

 

  • Tomalo con calma

Cuando estás en una situación de alta presión es natural que quieras acelerar su pensamiento y encontrar una solución rápida, pero no es necesariamente la decisión más inteligente: actuarás de forma impulsiva y dejarás de lado información relevante. En lugar de esto, tomate tu tiempo para respirar y formular un plan. Definitivamente no será fácil poner en práctica este consejo, pero hacé el esfuerzo. 

 

  • Expresá lo que sentís

Compartí con un compañero o amigo lo que te ocurre y pedile su opinión. De esta forma, podrás analizar el caso con más tranquilidad y tal vez recibas un consejo que puede serte útil.

En último instancia, siempre podés recurrir a las estrategias tradicionales: escuchar tu canción preferida, presionar una pelota de goma (conocidas como "stress ball") y respirar pausadamente disminuirá tu ansiedad notablemente

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.