Noticias

6 formas de darte cuenta que tu actual trabajo no te permite crecer más

      

Muchas veces la oferta de trabajo suena totalmente prometedora, pero cuando realmente te contratan te piden solo un 10% de esas responsabilidades. Para algunos puede ser algo positivo porque implica que estarán tranquilos, pero para otros es muy desalentador. Conocé 6 maneras de saber que tu trabajo es poco para vos… y que tal vez es tiempo de hacer algo al respecto.

 

Lee también
» ¿Cómo me doy cuenta de que llegó el momento de cambiar de trabajo?
» ¿Por qué los argentinos deciden cambiar de trabajo? 

 

 

1. Hace muchos meses que no aprendés nada nuevo

Cuando recién comenzás un trabajo todo te resulta fascinante: te enseñan a utilizar programas distintos, la gente es nueva y estas en un continuo proceso de adquisición de conocimientos. Pero puede llegar el momento en que te sientas estancado, y que ya no estás aprendiendo nada nuevo. Llegado el caso tal vez podés hablar con la sección de recursos y preguntar si ofrecen alguna clase de capacitación o curso que puedas hacer, para mejorar tus conocimientos de idiomas, diseño web, o cualquier cosa que te interese.

 

2.Te resultan muy fáciles tus tareas

La mayor parte de los empleos suelen ser muy rutinarios. Cada empleado tiene una serie de responsabilidades y tareas a cumplir cada día, lo cual puede tornarse un tanto monótono. Si prácticamente las realizas en automático porque te resultan muy sencillas, puede que sea momento de hablar con tu jefe y decirle que estas pronto para nuevos desafíos.

 

3. Te aburrís en la oficina… mucho

El cansancio puede promover que te aburras. Pero si ves que todos los días te resulta aburridísimo lo que hacés, podés optar por variar el orden de tus tareas o fomentar tu relación laboral con tus compañeros.

  

4. Ya todos te resultan familiares

Conocer a todos y crear vínculos con tus compañeros siempre es algo positivo. Pero también lo es crear una red de contactos profesionales a los cuales puedas recurrir por cuestiones laborales. Cuando sentís que ya todos te son familiares y tu círculo profesional no crece en tamaño, podés optar por pedir para cambiarte de sector en el trabajo o de buscar en las redes sociales grupos conformados por personas de tu misma carrera.

 

5. Aspirás a crecer, pero tu empresa tiene un techo

Tal vez al haber sido tu primer empleo, al principio lo aceptaste sin pensar si podías hacer carrera dentro de la empresa. Pero habiendo pasado un tiempo considerable y habiéndote desempeñado en tu cargo con distinción te gustaría tener un ascenso a modo de reconocimiento. ¿El problema? No existe la posibilidad de ascender a ningún lado porque tu jefe esta hace años luz en su puesto y no tiene intenciones de moverse a ningún lado. En ese caso, tal vez consideres pedir un aumento o ver otras ofertas laborales.

 

¿Sentís que es momento de cambiar de trabajo? Conocé las ofertas disponibles para vos en el Portal de Empleo

 

6. Siempre te sobra tiempo antes de tu hora de irte

Mientras que tus compañeros luchan a contrareloj para terminar sus tareas a tiempo, vos tenés minutos de sobra. Y no es algo que pase una vez cada tanto… es algo que pasa siempre. En esos casos tratá de ofrecerle tu ayuda a tu jefe en tareas que le falten realizar, preparándole tu la presentación en power point para su próxima reunión o algo extra que sepas hacer.  Cuando te vas muy temprano seguramente sea porque no estas aprovechando todo tu potencial, algo que a la larga no te beneficiará.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.